domingo, 31 de octubre de 2010

Todas las voces, todas

Natalia Coronel, Graciela Pérez y Jimena Arnolfi - http://sur.elargentino.com/notas/todas-las-voces-todas

• JOSÉ PABLO FEINMANN
Escritor y filósofo

Fue uno de los más brillantes presidentes argentinos. Incluso su legado es superior al que dejó la tercera presidencia de Juan Domingo Perón. Desde el principio de su mandato, tomó el poder con las dos manos y despertó muchos enconos, porque cuando la política toca intereses poderosos, siempre genera antagonismos. Cristina es una mujer fuerte que va a poder seguir adelante con su política.

• ESTELA DE CARLOTTO
Pta. Abuelas de Plaza de Mayo

Néstor fue un presidente que dio la vida por su país, no paró nunca, pero su corazón no resistió. Se fue alguien indispensable, que ayudó como nadie.
Lo sentía como a un hijo. Un hombre que dio lo mejor de sí al país, que entró en nuestros hogares como uno más. Argentina lo necesitaba tanto. Hoy Cristina se queda sola al mando de un país que la necesita. Hay que acompañarla, fortalecerla, porque es un ser humano. Nos queda estar unidos.

• FLORENCIO RANDAZZO
Ministro del Interior

El amigo Néstor fue un gran presidente. Un compañero de sueños y de proyectos, y un gran transformador de la realidad de nuestro país. Fue, además, un ejemplo de trabajo y de lucha. Dejó todo por sus convicciones, las que le devolvieron la dignidad a la política argentina, después de superar la peor crisis de la historia. Ahora, tenemos que apoyar a la presidenta Cristina y darle mucha fuerza para continuar con el proyecto iniciado en 2003.

• HEBE DE BONAFINI
Pta. Asoc. Madres Pza. de Mayo

Sabés, querido? Te cuento esto porque seguro no te lo imaginás, la mayoría me decía que la apoya a Cristina para las elecciones del 2011 (…) Dentro de muchos años, seguro, tu corazón, seguirá latiendo en esta maravillosa juventud que vos con tu sabiduría encendiste. Gracias, hijo, por permitirme vivir junto a vos y tus principios, gracias por vivir con tanta pasión. Estoy orgullosa de vos y de esta juventud que formaste para el proyecto nacional y popular, que es decir la liberación.

• DANIEL FILMUS
Senador FPV

Tengo sentimientos de tristeza y dolor, pero también de compromiso para seguir trabajando. Por la memoria de Néstor tenemos que seguir adelante con el proceso que él inició. Por eso, esta muerte tiene una gran dimensión política e institucional. Transformemos el inmenso dolor que sentimos en fuerza, voluntad y convicción para apoyar a Cristina y estar más juntos que nunca, trabajando por esos ideales por los cuales Néstor luchó toda su vida.

• DIEGO MARADONA
Futbolista

Argentina perdió un gladiador. Un hombre que se la jugó siempre. Nos sacó del pozo. Era respetable en todo. No tuve una gran amistad con él, pero por lo poco que tuve de contacto, me pareció un tipo que se la jugaba por sus ideales. Néstor tenía muchas cosas del Che Guevara. Estamos todos con él. Escuchaba hablar a los que están en contra y hoy Néstor es el mejor. Me pareció muy hipócrita. A estos contra, quiero que Cristina los pelee como lo hacía Néstor.

• RICARDO FORSTER
Filósofo

Siento amargura, tristeza e injusticia. Néstor Kirchner transmitió una convicción radical respecto de su profundo deseo de vivir un país más justo y equitativo. Además de su pasión política, pero no en términos de animal político, sino de pensar la política como instrumento al servicio de los que menos tienen. Era un hombre de convicciones, que atravesó la Argentina con pasión, con capacidad de salir a discutir. Tomó el país en un momento oscurísimo y supo sacarlo adelante.

• VÍCTOR HUGO
Periodista

El último aporte a lo que soñó el presidente Néstor Kirchner ha sido su muerte. Esto va a potenciar la concreción de los sueños todavía incumplidos de lo que él pensó como modelo económico y social del país. Estoy convencido que Cristina Fernández es una mujer de unas agallas que no están en inferioridad frente a las de él. Posiblemente, tendrá que redoblar sus esfuerzos para continuar los que se proponía Néstor Kirchner.

• AGUSTÍN ROSSI
Pte. Bloque de diputados FPV

Estamos muy consternados, angustiados y, sobre todo, inundados de dolor. Esa es la única reflexión que hoy puedo hacer. Hemos perdido a un gran jefe político, a un líder indiscutible. Pero además, en lo personal, a un amigo, y eso duele mucho. Néstor Kirchner no sólo fue el presidente que sacó a la Argentina de la peor crisis institucional, sino que nos dio la posibilidad de volver a soñar y ver que la política no era resignación, sino construcción.

• TATY ALMEIDA
Madres Pza. de Mayo-Línea Fundadora

Siento que hemos perdido a un hijo. Esos abrazos y piropos suyos, cuando estaba con nosotras, no los vamos a olvidar jamás. En él encontramos voluntad política y un gran cariño. Hizo por la política de derechos humanos lo que ninguno en otra época antes. Se dedicó a recuperar esos juicios a los genocidas que, por fin, se están haciendo en la Argentina. Por eso, esta pérdida es un agujero. Es brutal. Ahora, debemos decir: ¡Fuerza Cristina!

• HORACIO GONZÁLEZ
Dir. Biblioteca Nacional

La muerte del ex jefe del Estado Néstor Kirchner implica un golpe muy profundo y una lesión a las fuerzas sociales y políticas de la Argentina. Su carrera política fue producto de una fisura, una compuerta inesperada que se abrió en el país, y que permitió el surgimiento de una figura que supo interpretar el momento histórico con mucha fuerza e intuición, aun modificando aspectos de su formación política anterior.

• MILAGRO SALA
Líder Agrupación Tupac Amaru

S iento un profundo dolor por la muerte de Néstor Kirchner. El ex presidente hizo visibles a los pobres, les devolvió la dignidad perdida. Cuesta mucho creer que ya no está con nosotros. Néstor nos ofreció un país distinto y le dio vida a ese proyecto. Con él, los pobres comenzamos a sonreír de nuevo. No tengo palabras para agradecer a todos los argentinos por el apoyo a su figura. Ahora, vamos a bancar a muerte a Cristina.

• MARTÍN SABBATELLA
Dip. nac. Nuevo Encuentro

Estoy tremendamente conmovido por la muerte de este gran dirigente argentino que fue Néstor Kirchner, quien nos deja un vacío enorme, tan grande como la huella de su paso por la historia de nuestro país. Todo mi afecto y ayuda para Cristina Fernández y su familia. Con el enorme dolor de esta pérdida, queremos decirle que la sabemos orgullosa del hombre que ha sido Presidente de la Nación, su compañero y su esposo.

• JUAN CABANDIÉ
Legislador porteño FPV

Para mí, Néstor Kirchner fue la persona que me enseñó todo. Incluso, más de lo que pude aprender. Tuvo la generosidad de ofrecerme una relación de afinidad. Fue mi guía, mi jefe y lo seguirá siendo con el legado que nos deja a todos los argentinos. Nadie había puesto tanto valor en la política de Estado de los derechos humanos de la manera en que lo hizo el ex presidente. Para mí, Néstor fue mi segundo padre.

• LUIS D’ELÍA
Líder Fed. Tierra y Vivienda

Fue un compañero, un hermano, un amigo. La muerte de Néstor Kirchner nos ha causado un inmenso dolor. Fue un patriota que dio su vida por los trabajadores y los pobres de la Argentina; estoy convencido del destino mesiánico de algunas muertes, que dan vida. La pérdida de esta vida va a volver en términos de felicidad y justicia para el pueblo argentino. Será un prócer para todos los argentinos. De ahora en adelante, tenemos la obligación de apoyar a Cristina.

• EDGARDO DEPETRIS
Reemplazante de la banca de Néstor Kirchner en Diputados

Mucho dolor, pero al mismo tiempo, la angustia se transformó en esperanza. Este esfuerzo del pueblo es por su líder que los representó. El proyecto sigue en Cristina y el pueblo está comprometido en defender al Gobierno. Los presidentes latinoamericanos vinieron porque Néstor soñó con una América Latina unida. Néstor enfrentó el poder económico y, por eso, la oposición intenta que el modelo no se profundice. Néstor le ha devuelto al pueblo la fe en el país.

• CARLOS BARRAGÁN
Periodista y músico

Cuando me preguntaron qué cambió Néstor Kirchner en la Argentina, pensé en las cosas que habían cambiado para mí. En la década de ’90 y a principios del 2001, no soportaba este país. No quería tener hijos para que luego se los traguen. Néstor Kirchner me devolvió las ganas de formar una familia. En el Salón de los Patriotas, durante el velatorio, Máximo me dijo que si iba a hacer una canción sobre su viejo, tenía que ser alegre, porque Néstor era alegre.

• ANDRÉS CALAMARO
Músico

Personalmente conocí poco a Néstor K, poco pero suficiente, me recibió como un ciudadano y amigo. Tenía un proyecto para el país, heredó una crisis violenta, la catástrofe social del 2001 (odisea en el espacio) y devolvió la esperanza. Argentina volvió a caminar con Néstor. No tenemos suerte con la política en el país y se me llena el corazón de pena entre tanto rigor y habiendo perdido tanto, la piel se nos curte, siento que se fue alguien cercano, ¡Viva Kirchner para siempre!.

• NICOLÁS TERESCHUK
www.vidabinaria.blogspot.com

Dijo el presidente más popular del mundo: “Yo pienso que la muerte es siempre una cosa de difícil comprensión”. Pero lo que es importante es que la muerte de Kirchner permitió que la gente pudiese percibir que una nueva Argentina nació después de su presidencia. Recuperó la autoestima y la dignidad del pueblo argentino. Es muy reconfortante ver a un pueblo defendiendo a un presidente. La Argentina pierde un gran presidente y el mundo pierde un estadista.

• JUAN GELMAN
Escritor

Le estaré eternamente agradecido a Néstor Kirchner por sus aportes al esclarecimiento de la muerte de mi nuera, desaparecida durante la última dictadura. El ex presidente fue un político de garra, creador de un proyecto de país nuevo que siguió impulsando, a pesar de todos los obstáculos que los intereses de siempre, más atentos al bolsillo que al pueblo, levantaron y levantan ahora ante la presidenta Cristina Fernández.

• CARLOS HELLER
Dip. Nac. Encuentro Pop. y Solidario

Cuando la muerte nos conmueve y nos interpela, es que estamos ante una pérdida que, además del dolor de lo irreparable, promueve desde el espíritu y la razón una trascendencia de sentido. La desaparición de Néstor Kirchner nos insta a que el mayor de los homenajes, en concordancia con su apasionada vida política, sea el compromiso por consolidar y profundizar el rumbo iniciado en el 2003, tanto en el plano nacional como en el internacional.

• ALEJANDRO SANDOVAL
Nieto recuperado

Con su muerte, siento que volví a perder nuevamente a mi viejo. Con la lucha de las Madres y los padres, todos estaban con temor, sin el apoyo de nadie y fue Néstor Kirchner quien les abrió las puertas de su gobierno. Gracias a su gestión política, yo pude saber mi identidad. Gracias a Néstor supe mi historia. Ningún otro gobierno antes se había preocupado tanto por los Derechos Humanos como lo hizo él.

• NEGRO MASTER ARGÜELLO
Militante Peronismo Revolucionario

Como dice el tango, seguramente “ahora vendrán caras extrañas” a vendernos pescado podrido, los cuervos que graznan “peligra la democracia”, los mismos que hablaban del autoritarismo de Néstor. No hay que engañarse, falta mucho todavía por recuperar y construir y seguramente “el pingüino” nos diría que sigamos poniendo lo que hay que poner, para que nuestro pueblo sea feliz. Se nos fue un militante popular, como se fueron Perón, Evita y tantos miles reivindicados en la gestión del flaco.

• EMILIO PÉRSICO
Líder Movimiento Evita

Néstor me decía: “Aunque no lo creas, sigo manteniendo los mismos sueños que tenés vos, que compartimos en un momento”. Ahí comenzó nuestra relación política. Angustia saber que hemos perdido a un compañero de militancia e ideas, despedimos al ex presidente sabiendo que los valores y convicciones que el pingüino no dejó en la puerta de la Casa Rosada tampoco serán abandonadas ahora. Acompañamos a la compañera Cristina en este momento.

• LITTO NEBBIA
Músico

Estoy muy triste. Lo que más pienso en este momento es en la persona que se queda, porque el que se va, se lleva un secreto. Por eso le doy toda la fuerza espiritual que Cristina debe necesitar, para seguir adelante con el proyecto de país que comenzó Néstor. Espero que toda la gente sepa acompañarla. Confío en la capacidad y en la lucidez de la Presidenta para salir adelante y lograr dar una vuelta de tuerca para poder sumar fuerzas.

• IGNACIO MOLINA
Periodista y novelista

Soy kirchnerista porque los hechos me demostraron que es muy fácil y simplista creer que uno haría las cosas mejor que los que las hacen y me ubicaron mejor en la realidad. Porque dejé de creerme parte de una vanguardia iluminada y pasé a integrar las filas del populismo; soy kirchnerista porque creo que para cruzar el río hacia la orilla más limpia, primero hay que embarrarse los pies (www.unidadfuncional.blogspot.com).

• FLORENCIA PEÑA
Actriz

Es difícil encontrar reemplazo para él. No puedo parar de llorar. Quiero creer que su muerte va a servir para algo. Espero que la muerte de su compañero le dé fuerzas a Cristina. Muchos creemos en este modelo de país, hay que garantizar la gobernabilidad. Hay mucha hipocresía en los que enviaron condolencias y le desearon la muerte tantas veces. Muchos escribieron editoriales matándolo en vida. Hubo periodistas muy crueles.

• FELIPE PIGNA
Historiador

Con la muerte de Néstor Kirchner se va una persona de mucho peso político y una gran capacidad de lucha y confrontación con sectores con los que muy poca gente se metió en la historia. Instaló en la agenda los derechos humanos, el posicionamiento de la Argentina en el exterior, y un modelo económico con prioridad en la producción, el consumo y las políticas sociales. Ésos son sus legados. Hoy tengo esperanza en la Presidenta. Hay que acompañarla sin temor.

• AGRUPACIÓN HIJOS
Este 27 de octubre sentimos la pérdida nuevamente. Una pérdida que tiene eco en otras pérdidas, se torna irreparable. “Somos hijos de las Madres y las Abuelas de Plaza de Mayo”, dijo Néstor al comienzo de su mandato. Nosotros lo sentimos parte viva de esta familia. Se nos va un padre para muchos de los que no lo tuvimos, se nos fue un tío para otros tantos. Pero por sobre todo, se nos fue uno de los más brillantes dirigentes políticos que tuvo nuestro país.

• ALBERTO SILEONI
Ministro de Educación

Estoy lleno de un sentimiento de tristeza y consternación. Néstor Kirchner era un hombre valiente y apasionado, que se jugaba por sus ideas y por un país mejor. Destaco el aprendizaje que nos transmitió. Que con la misma firmeza y convicción que él tenía, sigamos construyendo entre todos los argentinos un país con justicia social. A los líderes hay que imitarlos. Y Néstor siempre nos enseñó a
recuperar las fuerzas.

• GERARDO FERNÁNDEZ
www.tirandoalmedio.blogspot.com

No todos los que lloran lo votaron y no está claro que vayan a votar a Cristina si se presenta. Lo que sí está confirmado es que hay un reconocimiento en la profundidad del pueblo, de que se hicieron cosas buenas y ése es el mayor triunfo de Kirchner. Pocas veces se trabajó tanto para dar una imagen sesgada de un dirigente como en estos siete años. (…) El pueblo responde con esta sobriedad, este respeto y afecto con los que sólo se despide a los dirigentes importantes.

• RICARDO LORENZETTI
Pte. Corte Suprema de Justicia 

Era un hombre que luchaba por lo que pensaba. Y dejó sus huellas en temas importantísimos, como las políticas de derechos humanos, la
lucha por la igualdad y la integración de los excluidos. Ahora, hay que pensar en las cosas que dejó, y trabajar para fortalecer la institucionalidad del país. Hay que llevar adelante medidas que, no sólo formen parte del gobierno, sino de la sociedad en su conjunto.

• ESTEBAN MORGADO
Titular del Inadi

Incorporó a muchos que no veníamos de la política. Nos abrió las puertas sin condicionamientos. Estos pibes en la plaza, este aire nuevo que le dio a la política, es uno de sus grandes legados.
Se construyó igualdad para las diversidades -tanto Néstor como Cristina-, interpelando fuertemente las relaciones de poder que producían esas desigualdades. No hicieron del discurso de respeto por la diversidad, frases políticamente correctas, lo impulsaron en los hechos.

• JUAN CARLOS DANTE GULLO
Diputado nacional FPV

Es una muerte irreparable. Después de Perón es el mayor patriota y estadista de los últimos 70 años. No sólo para la Argentina, sino para Latinoamérica. Marcó nuestro compromiso militante y nuestra identidad política, que está al lado de los sectores populares, de los trabajadores, y en contra de las corporaciones. Fue un hombre que brindó lo mejor de sí. Néstor es un ideal y eso es lo que tenemos que recordar. Debemos ser leones defendiendo a la presidenta Cristina.

• DIEGO VECINO
Periodista

Néstor le enseñó muchas cosas a mi generación, compañeros. Casi casi que nos salvó. Alguien escribirá en treinta años,
“en los 2000, éramos todos kirchneristas”. Hace 10 años no hubiese imaginado a mi generación llorando a sus líderes o llorando por nada. Una noche como hoy volveremos a brindar, por lo que se pierde y se encuentra, la libertad, las cadenas. Pensábamos que Chávez divagaba hasta que enganchó la cita de Martí, “ha muerto un justo, llorarlo es poco”. (twitter.com/contrarreforma).

• VÍCTOR HEREDIA
Músico

Corría el mes de junio de 2003 y Néstor Kirchner me llevaba cariñosamente del hombro por los pasillos de la Casa Rosada rumbo a su despacho diciéndome: “Esta es tu casa, la tuya y la de todos los argentinos que lucharon por nuestra democracia. Yo soy solamente Néstor y quiero cambiar sustancialmente las cosas en este país con lo poco que tengo. Quizá con la ayuda de ustedes y ese 22 por ciento que me votó, el día que me vaya de esta casa me podrán decir ¡Gracias, Néstor!”.

• DANIEL SCIOLI
Gobernador Pcia. Buenos Aires

Siento un profundo dolor por la muerte de mi amigo y compañero de lucha Néstor Kirchner. El ex presidente era un hombre que con mucha entrega y pasión buscaba, con sus aciertos y errores, lo mejor para la Argentina, peleando a favor de la justicia social. Más que nunca, en lo personal e institucional, debemos acompañar en este difícil momento a Cristina, la presidenta de todos los argentinos. Voy a estar donde ella lo necesite. Siempre fue el pedido que me hacía Néstor.

• SANDRA RUSSO
Periodista

Néstor fue un líder que uno pudo tomar como propio. Ahora, va a faltar un articulador, un estratega; alguien que piense a mediano y largo plazo. Él nos señaló un camino que nosotros, como pueblo, no veíamos. Ahora, todos sabemos que no hay que achicar el gasto público, que debe existir un Estado fuerte. En ese sentido, Néstor fue el iluminador, no el iluminado, porque testeaba en la realidad hasta dónde estaba dispuesta a llegar la sociedad.

• LUCIANO DE ANGELIS
nadienosloimpide.blogspot.com

Quien se fue hoy no sólo actuó en pos de sus ideas de gobierno y de país, si no que también hizo demasiado para que todos estos personajes de pensamientos individualistas, ciegos y vacíos de memoria comenzaran a existir. Porque los hombres fuertes de la escena política siempre despertarán amores y odios, pero éste además despertó a una gran masa amorfa contraria a sus pensares, que tal vez de otra manera hubiera seguido anestesiada.

• SERGIO URRIBARRI
Gobernador de Entre Ríos

Hay coincidencias plenas de que los logros alcanzados en estos siete años son inéditos. Se destaca la fortaleza de este proyecto, la dignidad, el compromiso, la convicción sin doblez. Por supuesto, con imperfecciones, con errores, pero con un rumbo muy definido de transformar con equidad.Vi a la presidenta Cristina Fernández con la fortaleza de una mujer que nos demostró en todos estos años que tiene los atributos como para conducir un país en momentos muy difíciles.

• DANIEL FANEGO
Actor

Cambió la agenda política en la Argentina y en el continente. Cumplió a rajatabla con su palabra, cuando dijo que no iba a dejar sus convicciones en la puerta de la Casa Rosada. Los argentinos tuvimos la dicha de tener como presidente a un cuadro político formado en la lucha más noble, que se puso al servicio de la transformación del país. La pérdida es enorme, en lo humano y en lo político.
Tenía mucho por delante, tenía mucho
por hacer.

• EMILIO GARCÍA PACHECO
Prof. del secundario de Kirchner

S iempre vehemente y combativo. Supo reponerse a la adversidad. Recuerdo haberle dicho que con esfuerzo, sacrificio y trabajo iba a lograr cualquier objetivo. Unos años más tarde recibí una carta donde me contaba que estaba estudiando Derecho en La Plata, que le iba muy bien, y que tenía presente aquel consejo. Una vez que conté aquella anécdota en público, me llamó y me dijo qué macanas había estado diciendo. Se río y agregó: “Te voy a confesar algo, lo escuché y me hiciste lagrimear”.

• HUGO MOYANO
Secretario general de la CGT 

Con su fortaleza y sus convicciones, logró sacar al país de una situación difícil. Realmente la inmensa mayoría del pueblo lo siente. Inclusive, en un tiempo no muy lejano, la propia oposición lo va a reconocer como un estadista, porque las transformaciones que ha hecho Néstor van a quedar para la historia. En 2003, les dio a las instituciones el lugar que les corresponden. Después de Perón y Eva, fue el que más les dio a los trabajadores. Hoy, con todas nuestras fuerzas, apoyamos a Cristina.

• HANK SORIANO
hombremuerdeperro.blogspot.com

Viva Néstor porque nos dejó prendido todo ese gran fuego y esas millones de fogatas que van a iluminarnos el camino jodido, lleno de piedras que tendremos que recorrer. Viva toda la vida de Néstor y toda la vida que nos sopló al oído cuando llegó todo desarreglado, flaco y alto, bizco, feo, torpe y hablando mal. Viva Néstor por la revolución de los negros. Viva Néstor por la revolución del subsuelo. Viva Néstor por la revolución de la evolución. Viva Néstor por desazonsarnos. Viva Néstor y Néstor vive.

• LOHANA BERKINS
Coop. de Trabajo Nadia Echazu

H asta la llegada del ex presidente al gobierno en 2003, las travestis y transexuales no existíamos para el Estado argentino. Y si nos tenían en cuenta, era solamente para marginarnos, anularnos, segregarnos, enviándonos a zonas rojas o nos creaban cárceles contravencionales o específicas para condenar a las personas en situación de prostitución. El matrimonio Kirchner nos hizo parte de su proyecto y la prueba más contundente de esto es la existencia de nuestra cooperativa.

• ARTEMIO LÓPEZ
Consultor

Que su compañera del alma supere su propia gestión, la que supo arrancar a 11 millones de argentinos de la pobreza, bajar a un tercio la indigencia y el desempleo, reestructurar la deuda... aquello que nosotros siempre supimos ocurrió y se ocultaba. Estamos camino al 40+1, el FPV es la primera minoría nacional y en crecimiento y la oposición sigue desdibujándose al ritmo en que se agiganta la figura de Néstor y se afirma la de Cristina. La única verdad es la realidad. (rambletamble.blogspot.com) .

• ALBERTO PÉREZ
Jefe de Gabinete bonaerense

A la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner le sobra fuerza, coraje y capacidad. Y le va a sobrar el apoyo de todos nosotros para seguir adelante en esta transformación. Para los que venimos –al igual que Néstor Kirchner– de una militancia juvenil y universitaria, tenemos que valorar su ejemplo militante, su dedicación constante a la política, a la cosa pública, al sostenimiento de lo que eran sus ideales y la decisión de llevarlos adelante.

• PETECO CARBAJAL
Músico

Un hombre digno que hizo cosas muy importantes para todo el país. Ha creado un ámbito de muy buena energía para todos los argentinos, generando fuentes de trabajo. Indefectiblemente, eso es propicio para el pueblo, y particularmente para los artistas. Destaco de su gestión el crecimiento del poder adquisitivo de la gente, de brindarle a su pueblo la posibilidad de viajar y sostener una política donde los marginados eran visibilizados y tenían la posibilidad de crecer como todos.

• COLO
elmapadelcolo.blogspot.com

Que lo reciben con los dedos en V por no permitir que sus ausencias queden impunes. Que nos mira y nos impreca “no sean boludos, no les pierdan pisada a los buitres, no aflojen, sean soldados de Cristina”. Que nos volvemos guardianes de su proyecto contra esas miserias. Que sus amigos seguirán siendo los nuestros y sus enemigos también. Que seguiremos adelante contra todos los que nos quieren detener. Que no vamos a dar un paso atrás. Nos guían Perón, Evita, 30.000 compañeros y Néstor..

• ENRIQUE ZULETA PUCEIRO
Consultor 

La gente se encontró con el significado del ex presidente, con el vacío que queda y el gran peso que tenía. Fueron ocho años frenéticos de una enorme vibración. El efecto después de la muerte es impactante: muchísimos ciudadanos descubrieron el peso que tenía, la importancia crucial en la política argentina. Y eso hizo que subiera en forma inmediata su estatura como figura. Queda al margen la confrontación y aparecen mucho más nítidos los aspectos positivos. Hasta para los políticos opositores..

• HUGO YASKY
Secretario general CTA

Fue un gran luchador. Transgredió las imposiciones del poder económico, los limites que ponía la cúpula eclesiástica. Hubo muestras de adhesión de los sectores populares, de los más humildes. Aquellos que lo señalaban como un elemento disgregador, ahora saben que fue lo contrario. Es un golpe muy sorpresivo, pero la inmensa muestra de fervor popular significa que las cosas que hizo, no fueron en vano. Destaco, además, la gran presencia de jóvenes.

• MARIO PACHO O’DONNELL
Escritor 

Sin duda la historia le reserva a Kirchner un lugar destacado porque fue un presidente que dejó huella en la vida del país. Un hecho, por ejemplo, excepcional en la historia argentina y en la historia reciente, es que a lo largo de los siete años de gobierno kirchnerista no ha habido ni un solo preso político ni un solo acto de censura. A esto se suma una política americanista muy eficiente, como se vio en la agilidad y vigor del Unasur frente al golpe de Estado en Ecuador.

• DÉBORA GIORGI
Ministra de Industria

Su desaparición física es una tremenda pérdida para todos los argentinos. Néstor Kirchner fue quien supo devolvernos la dignidad y la identidad nacional. Demostró que era posible desoír las recetas de siempre, las que nos habían llevado al fracaso, y supo devolvernos la autoestima. Fue el padre de este modelo de desarrollo e inclusión, y el que asumió firmemente el desafío de redistribuir la riqueza de un modo más justo.

• VÍCTOR LAPLACE
Actor

En Néstor Kirchner convivían la militancia y el pensamiento, la resistencia y la reflexión para mejorar la calidad de vida de todos los argentinos. Con su muerte, se fue un personaje político muy importante en materia de derechos humanos y política exterior. Este proceso de confirmación que se empezó a sembrar en 2003, cuando llegó al gobierno, y que continuó con Cristina, va a servir para juntarnos, porque el pueblo unido jamás será vencido.

• NICOLÁS ZABO ZAMORANO
www.yoadolescente.com.ar

Siento a Cristina y Néstor como padres políticos. Les debo mi pasión, no sólo por defender lo que creo, sino por creer en lo que defiendo. Tengo un profundo cariño hacia ellos porque demostraron que lo tienen por nosotros, por los pibes, por los que llenamos el Luna. Gracias, Néstor. No te preocupes por mamá Cristina que vamos a cuidarla, encárgate de disfrutar la fiesta de bienvenida que te están haciendo los 30.000 compañeros que están contentos de poder abrazarte.

• HUGO KAJFV
Integrante Pueblo Mapuche

Valoro el hecho de que el ex presidente Néstor Kirchner tuvo una mirada diferente sobre nuestras problemáticas. Durante su mandato, admitió su falta de conocimiento para con los pueblos originarios y tuvo el compromiso de atendernos y entendernos como pueblo. Han pasado muchos gobiernos, pero el de él nos valoró y estableció políticas públicas a través del Ministerio de Desarrollo de la Nación que nos beneficiaron.

• FEDERICO LUPPI
Actor

Tenemos que recordar a Néstor Kirchner como un hombre que ha sido muy valiente, franco y directo. Tenía una visión de la política que nunca vi en mi vida. Era campechano y simple. Mi deseo íntimo es que Cristina saque fuerzas para seguir adelante. La gente a la que le interesa el país, que creo que es mucha, debe decidirse a participar y militar en política. No se puede gobernar sólo con palos en la rueda, descalificando y agrediendo.

• MARÍA RACHID
Asociación de Gays y Lesbianas

Se ha perdido a un gran líder. Junto a Cristina, lideraron la construcción de un país que nos incluye a todos. Es el momento de agradecer el matrimonio igualitario. El gobierno de Néstor fue el primero que nos abrió las puertas para construir un plan nacional contra de la discriminación. Nos convocó y ejecutó esas políticas públicas a través del Inadi. En 2003, no le creí, pensé que era más de lo mismo. La verdad es que mantuvo sus principios y no nos mintió.

• IDER PERETTI
Pte. Soc. Rural Morteros (Cba.)

Fui a la capilla ardiente a despedir a un amigo. Desde nuestra organización, nos acercamos al Gobierno en los momentos más difíciles del campo. Cuando vimos que se politizó el conflicto, en 2008, quisimos acercarnos al Poder Ejecutivo para que nos escuche y tuvimos respuestas inmediatas. El sector de la lechería tiene cero retenciones, recibe importantes subsidios y es la mayor fuente de riqueza de las economías regionales.

• DIEGO PAPIC
www.blogdedieguez.com.ar

Entonces me pregunto por qué no soy kirchnerista. Y me lo tengo que preguntar porque hoy resulta absurdo no serlo. Es decir: para cualquier persona de izquierda, hoy, 28 de octubre, resulta absurdo no ser kirchnerista. Casi un capricho, un acto de soberbia, un ejercicio de cinismo. ¿Quién soy yo para discutirle a esa multitud? ¿Cuán ridículo resulto si me pongo un bigote imperial y con voz afrancesada invoco a Lázaro Báez y a la burocracia sindical?.

• MARIO OPORTO
Dir. Gral. de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires

Tengo un gran dolor e impotencia, pese a que no tuve el privilegio de haber trabajado con él intensamente. Es una muerte inesperada, injusta y es el momento de tener unidad con Cristina, reemplazando entre varios esa enorme síntesis que él concentraba en su persona. Si bien, hasta cierto punto, es irremplazable porque él puso temas en la mesa que los dirigentes peronistas habíamos olvidado, no hay dudas de que Cristina va a heredar la conducción.

• JOSÉ NUN
Ex ministro de Cultura de la Nación

Néstor será un hombre inolvidable, que fue tal como se lo ve en las imágenes, que hacía lo que sentía, como arrojarse sobre la multitud, para recibir el cariño de su gente. Tuvo una enorme sensibilidad popular. Un político de raza, que actúa con gran decisión y por eso a veces se equivoca. Pero es una tontería pensar que un político de la talla de Kirchner no podía cometer errores, así como los cometieron Perón e Yrigoyen.

• LITO CRUZ
Actor

Su muerte fue un impacto muy fuerte para todos. Y no podemos dejar de pensar en que quedó una mujer, la Presidenta, que ya no tiene a su lado al hombre de toda la vida. Debemos ahora reflexionar sobre cómo seguimos adelante como país. Las enormes fuerzas emotivas que se pusieron en evidencia con la gente en la calle muestran un gran afecto por Cristina y por el gobierno que ella y su marido han venido llevando adelante.

• RED DE MUJERES CON CRISTINA
En 2001, el país estaba devastado y empobrecido en todos los sentidos. Y en el lugar vacante de lo impolítico, aparece Néstor y convoca. Con él vuelve a la calle la política, el sentimiento de lo público y lo colectivo, la justicia, los derechos humanos, la democracia. Vamos a responder con más más participación, haciéndonos carne de tu legado que supone una Patria cada vez más justa, libre y soberana, donde habrá lugar para los que aún no lo tienen.

• DANIEL GOLDMAN
Rabino

Néstor Kirchner logró que la política vuelva a discutirse en la sociedad. Regresó el Estado a la polis. De algún modo, con su estilo, erradicó la indiferencia en la sociedad. Eso es muy importante, creó una nueva cultura. Tiene que ver con la vitalidad que ha impactado en una franja etaria, la de los jóvenes, que no conocía la militancia y los volvió a atravesar. Destaco, sobre todo, su irreverencia, la ruptura de los protocolos .

• GUSTAVO SANTAOLALLA
Músico

No nos endeudamos por primera vez en la historia ni un centavo más y se pagó al FMI. Se implementó la Asignatura Universal por Hijo. Se creó una ley de medios para controlar a los que nos quieren decir lo que tenemos que creer. Se encarceló a los asesinos y criminales que casi terminan con nuestra generación. Se luchó contra los arrogantes terratenientes rurales de toda la vida. Se implementó el casamiento de gente del mismo sexo. Acá estamos.

• NOÉ JITRIK
Escritor

Nunca he vivido en la Argentina en una atmósfera de vida y de cultura tan amplias e intensas. Néstor y Cristina tocaron estructuras perversas, distribuyeron quizá más que nunca, hicieron cosas que parecían imposibles. Y no se trata de peronismo o antiperonismo, sino de algo visceral e incontenible, y que afecta a derechas que simplemente vociferan, e izquierdas que están a la caza de incongruencias y que presentan como si fueran un invento de esta pareja.

• ISABEL ALLENDE
Senadora chilena

Recuerdo cuando Néstor Kirchner estuvo en Chile y quiso conocer el mausoleo de mi padre. También cuando estuvo en La Moneda y le dijo a la prensa chilena que estaba en un lugar histórico donde había muerto un gran hombre, Salvador Allende. En 2003 había una Argentina despedazada y Néstor logró levantarla. Fue extraordinario lo que hizo. Cuando pusieron el retrato de mi padre en el Salón de los Patriotas fue una gran emoción. Creo que el pueblo argentino lo va a recordar por siempre.

• MAURI K
www.derekdice.blogspot.com

Menos mal que Cristina y Néstor no podían ni pisar Río Gallegos, o que el mundo se nos cagaba de la risa. Menos mal que no podían enamorar al Pueblo. Que los pobres no tenían sus fotos en el portarretrato. Menos mal que el afecto y el cariño que el Pueblo sentía por el pingüino era un cuento de los talibanes K. Menos mal que en El Calafate no los pueden ni ver. Menos mal que el kirchnerismo no tenía nada que ver con el peronismo. Ahora se van a tener que bancar la potencia de los que sólo quieren ser kirchneristas.

• ANDREA DEL BOCA
Actriz

Se fue nuestro líder, un patriota que se jugó con pasión por sus ideales. Después de Perón y Eva, Néstor y Cristina fueron los peronistas de raza que le devolvieron la dignidad al pueblo. Nos devolvió a quienes conocimos la doctrina peronista por herencia familiar, esa ilusión de volver a trabajar, a soñar, la libertad de poder expresar lo que se quiere. No me cabe duda que la Presidenta tiene esa sabiduría como mujer para sobreponerse al dolor. Hay que acompañar el proyecto. Hay que ser soldados fieles de nuestra Presidenta.

• FRANCISCO GUTIÉRREZ
Intendente de Quilmes

Estoy conmovido, triste y con mucha voluntad de seguir con el proyecto de Néstor. Sabemos que lo que él decía cuando la llamaba a Cristina “Presidenta coraje” era cierto. Está comprometida con el pueblo, igual que lo estaba él. A Néstor lo conocí en mi juventud pero nos reencontramos después, cuando volvió la democracia. Me llevo la imagen de un hombre abierto y sencillo, al que le gustaba hacer bromas y comprometido, a muerte, con la política. El cuerpo se fue, el alma queda.

Hebe de Bonafini: “Carta a Néstor, mi hijo”

Titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo -  Hebe de Bonafinihttp://www.nuestraamerica.info/leer.hlvs/5671

"Querido Néstor: 

Quiero contarte en esta carta que me atreví a pasar el primer día sin vos, con ese vacío que me dejaste y que creía que tardaría en llenar porque cuando desaparecieron mis otros hijos el agujero fue casi eterno. Cuando vos llegaste a mi vida me volvió la alegría, me sentí más fuerte, acompañada, comprendida y respetada. 
Quiero decirte que en este día, jueves 28 de octubre, cuando llegué a la Plaza, varias cuadras antes, parecía un espejismo: miles y miles de jóvenes te vivaban y también decían “¡fuerza Cristina!”. Muchos me decían “empecé mi militancia con Néstor, por eso ahora tenemos que estar firmes y juntos como él nos enseñó”. 
¿Sabés, querido?. Te cuento esto porque seguro no te lo imaginás, la mayoría me decía que la apoya a Cristina para las elecciones del 2011. 
El corazón te jugó una mala pasada o tal vez con tu fuego se hinchó demasiado y quiso salirse del pecho, ese donde siempre se recostó Cristina. 
Decirte que hoy y mañana y pasado y dentro de muchos años seguro, tu corazón, seguirá latiendo en esta maravillosa juventud que vos con tu sabiduría encendiste. 
Gracias, hijo, por permitirme vivir junto a vos y tus principios, gracias por vivir con tanta pasión. 
Estoy orgullosa de vos y de esta juventud que formaste para el proyecto nacional y popular, que es decir la liberación" 

Ismael Serrano - Si Se Callase El Ruido

sábado, 30 de octubre de 2010

HASTA SIEMPRE COMPAÑERO

de Carlos Alberto Palaia, el miércoles, 27 de octubre de 2010 a las 14:09
No voy a negar que en este momento estoy llorando. Lo recuerdo vívidamente cuando el 25 de mayo de 2003 llegó a la Casa Rosada y que con sus modos desacartonados y desafiantes al protocolo nos invitaba a soñar, a que nos animáramos a mirar hacia adelante y a salir del infierno. No voy a olvidar de la curita tapándole el tajo en la frente, ese golpe que seguramente no le dolía porque estaba recibiendo el calor del pueblo en ese abrazo peronista, cargado de optimismo, aferrándose a ese futuro que ya comenzaba a escribirse.
Poco a poco fuímos acostumbrándonos a ese presidente que cumplía con uno de sus principales principios declamados: ante las dificultades hay que estar cerca del pueblo. Pero más rápido presenciamos su decisión de reparar a los marginados, a los excuídos, a los discriminados. Así fue entonces que las provincias marginadas dejaron de serlo porque las ayudas comenzaron a llegar, de todas formas. Así fue que los grupos sociales del margen, del borde, pasaron casi al centro, él entendió que el país comenzaba a reconstruírse con ellos adentro. Así fue que los estafados por el capitalismo salvaje, aquellos a los que se les había robado hasta la posibilidad de jubilarse pudieron entrar al sistema nuevamente.´
Más rápido de lo pensado lo tuvimos impulsando los juicios contra los genocidas y el deseo de ni olvido, ni perdón, dejó de serlo para materializarse, para concretarse y nos permitió ver a los asesinos, violadores, ladrones de bebés, transitando los pasillos de los tribunales y ocupando las cárceles comunes. También pudimos compartir con él la materialización de los derechos humanos de ahora, los derechos humanos ya. Esos tan declamados, pero tan olvidados. Así entonces comenzó al respeto en serio hacia lo diverso, así entonces comenzamos a abrir brechas para andar en la Argentina diversa.
Fuímos acostumbrándonos a ese presidente que llegó de golpe y con poquito, pero que con el trabajo diario demostró que su convicción del "pesito  con pesito se hace un montoncito" no era para nada descabellada. Así con el pesito con pesito fue saldándose la deuda social, la deuda económica interna, y después con los malos del FMI porque él la tenía clara, pagarles a los usureros para que los usureros no se te metieran en la vida de los argentinos.
Nos enseñó cómo se construye políticamente. Nos enseñó que a los poderosos de afuera y de adentro hay que decirles las cosas en la cara y de cara al pueblo, ponerlos en evidencia, hacerles saber que el poder político es el que manda. Él, con el ejemplo, con el trabajo diario, nos mostró que la política es la vía por la que pueden solucionarse cosas. La política como práctica es la que nos reconcilia con la sociedad, con el colectivo, la que construye futuro.
Ese hombre peleón, retobado. Ese hombre con el caudal léxico del hombre medio, ni tan rico ni tan pobre, pero capaz con ese caudal de resumir con precisión quirúrgica el malestar de los poderososo con frases como: "te conozco..." (a Cotto en la pulseada por los precios) o el ya registrado "¿qué te pasa, Clarín...estás nervioso? (al grupo Clarín cuando se avizoraba la ley de medios). El presidente con la ironía propia del hombre de la calle y del estratega político.
Ese hombre que vino del frío no dudó  en ayudar a aumentar la temperatura en el continente impulsando la Unasur; fortaleciendo los lazos con Cuba, Venezuela, Nicaragua, Bolivia, Ecuador, Uruguay, Paraguay y Brasil. Él entendió que el sur unido era la mejor voz para que los del norte, los yanqui y sus socios pudieran escuchar.
Y así anduvimos de la mano de de este presidente, de este líder. De este pingüino que supo extender sus alas para abrazar a los negros, a los indios, a los gringos, a los niños, a los viejos, a las mujeres, a los hombres, a los heterosexuales, a los bisexuales, a los homosexuales, a todos. Ese presidente que nos convidó a mirar con otros ojos el arco iris de la diversidad.
Ya no está con nosotros, ya no los vamos a ver en los actos, con sus ojos entrecerrados, sus labios finos apretados cuando estaba disgustado. Ya no vamos a volver a ver al presidente que dijo vamos por una Justicia independiente y propuso una renovación de la Corte, la misma Corte con la a veces se enojaba, pero de la que no renegaba.
Ya no está el compañero que con sus acciones y medidas de gobierno concretó parte de aquello con lo que parte de mi generación y yo soñamos; muchas de aquellas cosas soñadas por las generaciones anteriores; y muchas de las que comenzaron a palpar las nuevas generaciones. Por eso es que ahora la misión es continuar con el trabajo, profundizar el modelo, acompañar a nuestra presidenta y respaldarla.
Compañero Néstor, no buscaste el bronce. Compañero Néstor cumpliste con tu deber cuando millones de argentinos te pedimos que lo hiciese y nunca pasaste factura, eso también es una enseñanza. Compañero Néstor gracias por haber estado en el momento en que la historia requirió a alguien como vos. Compañero Néstor gracias por haber pasado por nuestras vida. Hasta siempre compañero.

Argentina: El factor K

Juan Carlos Monedero - http://alainet.org/active/41908

Desde la muerte de Perón, no le dolía tanto a la Argentina la pérdida de un Presidente. Muy al contrario, habían sacado del palacio de gobierno a algunos de ellos por no cumplirle al pueblo. E incluso a otros que habían gozado de respeto, como Raúl Alfonsín, se los llevó la gloria de la historia a rincones de olvido por una transición rendida al poder de unos militares asesinos y arrogantes.

“Algunos celebran la muerte de Kirchner” – se recuerda en las calles de Buenos Aires-. Y continúan: “Pero están en el Penal de Marcos Paz”. La verdad, no todos. Además de los militares de la dictadura -los que están entre rejas y los que siguen en libertad-, también celebran, recuerda José Pablo Feinmann, el establishment y las clases altas, en un esquema repetido por toda la América Latina. Es curioso cómo, pese a no haber dejado de ganar dinero, las élites tradicionales nunca han soportado que alguien a quien no controlan ocupe el gobierno. No son de fiar. Néstor Kirchner no era confiable para estos sectores. En estos días Argentina está elaborando su censo. Ha trascendido que no pocos inspectores encontraban a esas clases pudientes celebrando con champán la muerte del ex Presidente. Palabra vieja esa de oligarquía. Tan vieja como oportuna. Como también son católicos, el domingo serán perdonados. Un país no cambia en ocho años.

Cuando en 2004 Néstor Kirchner mandó al máximo responsable del Ejército, el teniente general Roberto Bendini, descolgar el retrato de los dictadores Videla Bignone del Colegio Militar, ese país, que venía de gritar en las calles “Que se vayan todos”, empezó a creerse que algo estaba cambiando. Pero la tarea no podía ser fácil.

La misma debilidad con la que Kirchner llegó al poder le fueron marcando un camino que supo leer. Dejó atrás sus maneras de político tradicional y se sumó al viento de cambio que atravesaba América Latina. Ya conocía a Chávez y a Lula. Algo le fueron contando. Kirchner podía haber mantenido la política de represión de De la Rúa o Duhalde, pero prefirió hacer de los derechos humanos la bandera de su nueva agenda. Los tiempos le atropellaban y él supo hacer de necesidad virtud. Viéndose inicialmente como candidato para 2007, la penúltima traición de Menem lo acercó a la Casa Rosada antes de tiempo ( Ménem, miembro también del Partido Justicialista, el favorito del Fondo Monetario Internacional, el que postró al país de rodillas, se retiró de las elecciones con el único fin de desprestigiarlas, permitiendo que en la segunda vuelta fuera electo Kirchner ante la ausencia de contrincante).

Llegó pues al poder sin legitimidad, como un político más, como el mal menor que, en cualquier caso, podía salir del Gobierno por el tejado como su antecesor De la Rúa. Nollegaba como la gran solución, como le ocurrió a Chávez en Venezuela o a Lula en Brasil. Muy al contrario. El diario Página 12 recordaba las apreciaciones del propio Kirchner en esos momentos: “Al próximo presidente nadie le va a creer nada por años (…) Cuando anuncie algo lo va a tener que cumplir. Y cuando anuncie otra cosa a las 24 horas, igual nadie le va a creer y también lo va a tener que cumplir. Va a ser como ir a elecciones todas las semanas”.

Cuatro grandes líneas son el legado de Kirchner, un legado insólito que hizo que miles de personas fuera espontáneamente a la Plaza de Mayo a llorar al que fue su Presidente más respetado de la última etapa: la defensa de los derechos humanos (no solamente de los represaliados de la dictadura, sino también de las minorías sexuales), la apuesta por la integración latinoamericana, el comienzo del pago de la deuda social –con la necesaria ruptura con el Fondo Monetario Internacional como condición previa- y la reordenación de las filas peronistas.

Las Madres y las Abuelas de la Plaza de Mayo han dejado constancia de la apuesta de Kirchner por la memoria histórica y el coraje frente a unos militares que seguían agitando los sables (algo que contrasta con la pusilanimidad de España con los crímenes del franquismo). Igualmente, la lucha contra la persistencia de la dictadura atacaba a las élites de la derecha que habían acompasado su gestión económica a los propios procesos dictatoriales. El pago de la deuda social, que tendría sus más amplias repercusiones ya durante el mandato de su pareja sentimental y política, Cristina Fernández de Kirchner, se sustanciaba en la renacionalización del sistema de pensiones y la asignación universal por hijo. Pero para poder hacer esto posible, fue necesario romper con el FMI y la heterodoxia neoliberal del Banco Central (pese a que el primer Ministro de Economía de Kirchner seríaRoberto Lavagna, quien había ocupado ese cargo en el gobierno inmediatamente anterior de Duhalde). Y para romper con el FMI –zanjar la deuda y, por tanto, dejar de pagar intereses- era igualmente necesario el apoyo de algunos países, tanto para otorgar músculo financiero como para frenar las acusaciones internacionales que podían volver a poner a Argentina a merced de los ajustes de unos mercados que, cuando se les plantó cara, demostraron no ser tan omnipotentes. El apoyo en ese momento de los Presidentes ChávezLula fue esencial para aguantar los ataques y conseguir liquidez, consolidándose unas alianzas determinantes para la marcha del continente.

De hecho, fue en Mar del Plata, en noviembre de 2005, durante la VI Cumbre de las Américas, donde se sepultó la propuesta del Acuerdo de Libre Comercio de las Américas (ALCA) impulsada por los Estados Unidos y que señaló el momento de máximo alejamiento de América Latina del país que siempre había visto el continente sudamericano como su patio trasero. El impulso del MERCOSUR y el apoyo a la incorporación de Venezuela al mismo, junto a la creación en 2008 de la UNASUR (de la cual era Presidente Néstor Kirchner en el momento de su fallecimiento) han marcado un punto de inflexión de la integración latinoamericana frente al esquema tradicional de la OEA, marcada por la influencia norteamericana. El apoyo decidido de Kirchner a estas nuevas alianzas regionales fue esencial, constituyendo esta nueva política exterior argentina un pilar de la independencia del continente (y que explican el luto oficial declarado en varios países de la región o el compromiso de buena parte de los Presidentes latinoamericanos para asistir a los funerales).

En política, siempre te construyen tus enemigos. Los poderes tradicionales argentinos hablaban del “factor K” para descalificar toda la tarea política procedente de los gobiernos de Néstor Kirchner o el posterior de su esposa Cristina. Como ocurriera en Ecuador, cuando se volvió contra el gobierno de Lucio Gutiérrez su pretendida descalificación a los opositores como “forajidos”, el factor K pasó a ser señalado como un motivo de calidad democrática por el “kirchnerismo”. No en vano, la pelea con los medios de comunicación, principal partido de la oposición en Argentina (al igual que en Brasil, Venezuela, Paraguay, Ecuador o Bolivia), se convirtió en la última gran batalla que pudo ver el fallecido Presidente. La ley de servicios de comunicación audiovisual aprobada por el gobierno de Cristina Fernández se cruzaba con la demostración –a falta de decisiones judiciales finales- que presentaban como un robo la apropiación por algunos medios –en especial el diario Clarín- de la principal empresa de papel del país durante la represión de la Junta Militar. Igualmente entraba en escena la amplia sospecha de que dos hijos de la propietaria del diario eran niños robados durante la dictadura después del asesinato de sus madres. Las dictaduras terminan siendo procesos de clase que incorporan todo tipo de robos e iniquidades. Las bolsas, corrieron a titular esos mismos medios de comunicación, celebraron con subidas la muerte de Néstor Kirchner. También serán perdonados por eso.

En el haber del Presidente Kirchner queda la creación de una nueva Corte Suprema independiente que pudo frenar la amenaza de la anterior de dolarizar la economía; queda la apuesta por los derechos humanos, la derogación de las leyes que impedían las extradiciones pedidas por el juez Garzón, la derogación de las leyes de punto final y el juicio a los asesinos y responsables de la dictadura militar; quedan las instituciones de la nueva arquitectura latinoamericana y el impulso personal que le dio a la UNASUR; queda la soberanía del Banco Central; quedan tasas de pobreza y de pobreza extrema reducidas a un tercio de lo que estaban en 2003; quedan unas reservas en divisas tan amplias como liberadas para el uso que decida el gobierno; queda la renegociación de la deuda externa y las nuevas relaciones con el FMI; queda la atención a los jubilados, el incremento del empleo, nuevas prestaciones sociales; queda la ley de matrimonio civil… En un país que en 2001 había entrado en bancarrota material y moral.

También hay sombras, que responden a los problemas propios de países de baja institucionalidad (donde la corrupción y el clientelismo son patrimonio establecido), así como a los problemas siempre pendientes de vivienda, de salud, de desempleo, de educación, de violencia, de matonismo y clientelismo sindical. Pero no se pidan milagros, especialmente los que tuvieron décadas para realizar cambios y sólo se solazaron en la ruina de Argentina. ¿Cuánto tardó un país como España en salir de su franquismo sociológico? ¿Y no es acaso aún cierto que todavía no hemos salido de esa influencia perniciosa? La tradición peronista en Argentina, cierto es, no deja de ser un conejo al que difícilmente se le acierta por lo mucho que se mueve. Pero algo empezó a moverse en el país con la elección del Presidente Kirchner. Le ha faltado tiempo. Caprichos del destino. O quizá sea cierto que tienen influencias esas iglesias que, tan poco cristianamente, han celebrado la muerte del mandatario.

Durante las manifestaciones contra el corralito, esa operación financiera sin maquillaje que le robó los ahorros no ya a las clases populares –como ha sido históricamente- sino también a las clases medias, alguien escribió en una pancarta: “menos realidades y más promesas”. Y seguramente eso es lo que vino a hacer Néstor Kirchner. Porque en ese juego de recuperar la esperanza, el pueblo movilizado se hizo actor político constituyente y apoyó hasta hacerlas reales decisiones políticas que requerían mucho coraje. Toda una juventud que nació con la dictadura, ahora está en la calle, en los institutos, en las universidades, en partidos con voluntades nuevas y viejas, en las fábricas recuperadas y en las que todavía siguen lógicas antiguas, con esa realidad naciente de una América Latina que se está poniendo de pie y que ha aprendido mucho del pasado reciente del continente. Una amplia juventud que se ha podido dar cuenta de que algo cambió con el factor K.

Y por eso, contra lo que digan los medios, el pueblo lo está llorando.

viernes, 29 de octubre de 2010

Cuál es la razón de la masiva movilización

Tres filósofos urgan en el sentimiento colectivo y ensayan una explicación al fenómeno - http://www.elargentino.com/nota-112143-medios-122-Cual-es-la-razon-de-la-masiva-movilizacion.html

A la muerte de Néstor Kirchner le siguió –y le sigue– una masiva movilización popular a la Plaza de Mayo, una peregrinación en la que una porción significativa del pueblo argentino fue a despedir al hombre que marcó la primera década del siglo XXI. Con distintos matices, tres filósofos coincidieron en explicar que lo que llevó a la gente a integrar esa procesión responde a la irrupción de un hecho histórico que desenmascaró la falsedad del discurso mediático que pretende ocupar el lugar de la opinión pública y permitió, al mismo tiempo, advertir la emergencia de una voz y un sentir que corre “por lo bajo”, por los márgenes de la pantalla de tv o las páginas de los diarios. 

Pero también visibilizó los modos y las prácticas históricas de un pueblo que no duda en poner el cuerpo y ocupar los espacios públicos para ser sujeto y parte de la historia de nuestro país. Al menos así lo comprendieron y lo explicaron a Diagonales Ricardo Forster, León Rozitchner y Martín Retamoso. 

Para el filósofo, ensayista, investigador y profesor de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA Ricardo Forster, la masiva movilización popular a Plaza de Mayo es “un acontecimiento histórico que pone en evidencia eso profundo, invisible o invisibilizado por ciertos dispositivos mediáticos: el pueblo argentino estaba despidiendo a Néstor Kirchner con emoción, con intensidad, con fuerza, con una mezcla de tristeza y de convicción de que hay que avanzar, que hay que crecer en la herencia y en la fortaleza de ese hombre que dio vuelta a la página del país”. 

Desde su lectura, el pueblo despidió a un hombre que “cambió un país que estaba rajado, destruido, pero no sola económicamente, sino que estaba destruido en sus tramas más esenciales, en la vida social, cultural, política. La política estaba literalmente vaciada de contenido, arrojada al tacho de la basura, y ahora sentimos que pudimos volver a discutir absolutamente todo en el país. Y aunque faltan mil cosas, Argentina está hoy metida de cuajo en la historia latinoamericana y yo creo que la gente está agradeciéndole profundamente a Néstor Kirchner”. 

“Lo que está sucediendo es un agradecimiento del pueblo que le está diciendo a la canalla que se fue un hombre memorable, extraordinario, que puso el cuerpo, que puso el alma para tratar de hacer un país más vivible, más justo, con una mejor distribución de la riqueza. Yo creo que Néstor Kirchner en ese sentido está dejando, junto a Cristina también, una historia increíble: la de una pareja con un amor de chicos que atraviesan las vicisitudes del país y que están continuando la historia de la Argentina”, detalló Forster. 

Para el doctor en ciencias sociales, profesor de filosofía de la Facultad de Humanidades de la UNLP e investigador del Conicet Martín Retamoso, la peregrinación del pueblo “tiene que ver con una percepción colectiva, con una proyección de un modo de consciencia histórica, que el pueblo tiene de muchos procesos históricos, que tiene que ver con ciertos momentos en los cuales el imaginario colectivo, la presencia de una voluntad colectiva a la vieja usanza de Gramsci, y que aparece sin las estructuras organizativas”. 

“Tiene que ver con que en un momento hubo una percepción histórica, que conjuga pasado, presente y, sobre todo, futuro. Creo que esa concepción histórica de la historicidad de estos procesos genera, para las prácticas del pueblo argentino que no son las mismas que las de otros pueblos, una necesidad de ocupar el espacio público, preocuparse, poner el cuerpo en esos espacios. Y generar en ese ritual, en esa liturgia revisada, modos de reconocerse”, detalló. 

Para Retamoso, el pueblo se reconoce en su historia: “Creo que así como fue el 17 de octubre, como fue el diciembre de 2001, o el bicentenario, o incluso la muerte de Eva y Juan Perón, me parece que hay una percepción colectiva de que existe un proceso histórico que está cambiando en el cual es necesario estar presente. Me parece que es para el modo de percibir colectivamente para los argentinos, que no es igual para todos los países, y que tiene que ver con una tradición histórica de cómo enfrentar los momentos históricos”. 

Por su parte, el filósofo, docente y pensador de izquierda León Rozitchner aseguró que se expresó eso que corre “por abajo” del discurso de los medios. 

“No sorprende –afirmó Rozitchner–. Aunque estamos regulados por la mirada y la perspectiva de los medios, es evidente que existe algo que de todas formas se sentía: que había un apoyo a Kirchner”. 

“Eso estaba tapado por toda la mirada interesada en deformar la apreciación de la realidad, a tal punto que uno no podía creer en lo que veía porque pensaba siguiendo lo que los medios decían. Es decir, los medios se interponían entre nosotros y la realidad, pero en momentos tan dramáticos, creo que emerge la verdad de la situación: de alguna manera demuestra claramente el apoyo de la gente”, detalló. 

Desde su mirada, es la composición popular de la movilización lo que explica por qué la gente fue a despedir en masa a Kirchner: “Claro que no son damas con las cacerolas de barrio Norte. Con sólo mirar la gente que estuvo en la Plaza de Mayo se ve que es gente de los barrios que no viste en Dior ni compra en mercados de lujo. Esa gente de los barrios estaba presente, y espontáneamente llenó la plaza. Y creo que eso muestra algo que los medios y la opinión llamada pública distorsiona completamente”. 

El hecho histórico, explica el filósofo, “vuelve a devolver el reconocimiento de que lo que uno percibe por abajo en la gente, el efecto que uno siente en las medidas que el gobierno ha tomado, y sin –visto desde otra perspectiva– ser la revolución, sí ha habido una transformación radical de aquellos de los cuales habíamos hablado antes y que abre una perspectiva de una argentina diferente y nueva”. 

Anoche, el pueblo que comenzó a ser parte de la historia ocupando el espacio público fundacional de nuestra patria apenas conocida la muerte del ex presidente, continuaba la vigilia.


Susurros
La Plaza / Impresiones

A la salida del subte, a la salida de ese caldo espeso y húmedo en que los militantes de juventud habían convertido ese ámbito cerrado con consignas cantadas y emociones encontradas reflejadas en ojos rojos, una Avenida de Mayo muda recibe a un grupo de jóvenes llegados desde La Plata. Un silencio gutural e inexplicable: había miles de personas que deambulaban casi por inercia. Pero hay algo. Un sonido, o una canción que viene de los árboles. Tan poético pero tan cierto que se siente en la panza. La fricción del viento con las hojas recientemente verdes de los árboles devuelven ese rumor, ese susurro inconfundible de la naturaleza. 

Todo parece pasar en cámara lenta. Casi onírico. Los vendedores de chucherías nos devuelven a la realidad… o hacen más inverosímil la escena. Nico, que ya estaba en la plaza, los recibe con un beso y un abrazo fuerte a cada uno. Nico está hecho mierda. Está desencajado. Los ojos saltones, rojos, corroídos por tanta lágrima. Es una imagen, esa de los ojos rojos, que se repetirá por miles.
No se habla mientras se camina hacia la plaza. El rumor del viento con los árboles acompaña. A medida que la plaza queda más cerca, otro murmullo comienza a invadir el espacio inabarcable. Se juntan 2 ó 3 agrupaciones, se despliegan las banderas y se forma una columna de 200 personas. 200 jóvenes que, a 2 cuadras de la plaza, empiezan a aplaudir. A cantar consignas políticas. Es una retroalimentación: las personas, en general mayores, que estaban en las adyacencias, se van abriendo para dejar paso a esa columna; la reciben con aplausos que fogonean los cantos de los pibes, que se sienten acompañados. Hay química militante.

Entonces, de frente a la plaza, la iconografía es otra. Es una iconografía peronista. Kirchnerista. Está llena la plaza de las Madres y de la Abuelas. Hay banderas, hay bombos, hay cantos. Hay liturgia. Hay ojos rojos. Muchos. Cientos. Miles.

La escena tiene un ritmo espasmódico. Por momentos, el frenesí militante, la alegría de militar la política, se frena. Hay sosiego. Y ahí aparecen los ojos rojos. 

Es que el tipo era esencialmente un militante. También un líder. Y un conductor. Pero, básicamente, un militante. 

Dicen que la política pasa por el cuerpo. Dicen, entonces, que algunos engordan haciendo "política". Otros, sin embargo, le ponen el cuerpo. Lo ponen a disposición. La política les pasa por el cuerpo. Y, a veces, el cuerpo (esa maldita perfección con fecha de vencimiento) no es capaz de aguantar la autoexigencia militante: los mandatos de la convicción, la pulsión del espíritu, la certeza de la responsabilidad. A veces, el cuerpo no es capaz de aguantar. 

Las consignas que se cantan en esa espiral contradictoria en que se convirtió esta gran escena son políticas. Son "los soldados del pingüino", "a pesar de la bombas y los fusilamientos (…) no nos han vencido". Suena un hit: "Andate Cobos, la puta que te parió". "Néstor, mi buen amigo, esta campaña volveremo´a estar contigo, militaremos de sol a sol…". La Marcha. 

No podía ser de otra manera. Es que muchos de los que están en la plaza, y la mayoría de los que arengan, cantan y lloran casi al mismo tiempo, son jóvenes. Son esa juventud que es el principal emergente del kirchnerismo que no estaba politizado antes del 2003. Hay una pancarta, entre las miles y miles que se atiborran, pegada allá en las vallas que rodean la Casa Rosada: "Néstor, tu mayor legado a la Juventud es la Militancia: volvimos a creer que un país mejor es posible".

Son los pibes, es la Juventud, los que recogen el mayor legado. Ahí hay una relación profunda, de lealtad… de amor. Por eso las consignas identitarias, cantadas con el alma y con convencimiento, se mezclan con otras en donde se cataliza la bronca por lo inexplicable (la puteada a Cobos). Y en medio de eso, el llanto. En medio de eso aparecen esos segundos donde la realidad irrefutable golpea. Ese instante en el cual se zarandean en la mente las imágenes y los sonidos disparados por la TV, por el Facebook y por el Twitter, consumidos hace un rato o en tiempo real y que son una mochila emocional. 

Sentados en el cordón están el padre, la madre y dos hijos. Los mayores no tienen más de 30 años, los nenes son casi bebés. Lloran todos: los papás por el dolor, los nenes por el cansancio. Una señora, de unos 70 años, lee las pancartas y banderas ofrendadas sobre la valla y se emociona: "Si eso es verdad, entonces su vida valió la pena", sentencia en relación a la consigna del legado para la Juventud. Un pibe, barba prolijamente descuidada y pelo largo, que hace 10 segundas saltaba y vociferaba la marcha peronista, ahora tiene la mirada perdida allá, en la nada. Los ojos rojos. Entre las sábanas (esas banderas inmensas), como surcando pasillos laberínticos, salen desde el epicentro (la pirámide de Mayo, donde se erige una escultura inflable gigante de Evita) señoras bien que no paran de mojar pañuelos de papel.

El movimiento Evita viene entrando. Es una columna inmensa. La antecede una furgoneta con varios parlantes sobre el techo. Como en el mar, las oleadas de cantos van chocando: desde el epicentro, allá donde está la Evita gigante, hacia la periferia, en la calle. Es un caos de alegría militante mezclada con una tristeza envolvente. De repente las ondas expansivas se unen en una gran ola: el himno nacional suena en los parlantes. Nadie habla. Los dedos en V bien altos. Se escucha la introducción en un silencio sagrado. Entonces, aparece ese nuevo rumor, ese susurro mágico. Tan poético como real: es el roce del viento, ahora con las banderas. Allá en lo alto, donde las cañas depositan la simbología popular, las caras de la historia, las consignas de ayer y de hoy. Ahí arriba flamean las banderas y, mientras se escucha el tibio sonido del himno nacional, devuelven esa sinfonía maravillosa: la tela depositaria de la identidad y el roce maravilloso con la naturaleza. Es una alegoría para sublimar la ausencia. Al menos por un rato.

jueves, 28 de octubre de 2010

Bisagra en la política de DD.HH.

Por BEATRIZ GENTILE (*)http://www.lmneuquen.com.ar/noticias/2010/10/28/87874.php
La orden para descolgar los cuadros de los represores del Colegio Militar fue más que un gesto. 
La anulación de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final permitió abrir los juicios por los crímenes de la dictadura. "Vengo a pedir perdón en nombre del Estado", dijo Kirchner.
Neuquén > No cabe duda de que la llegada de Néstor Kirchner al Ejecutivo nacional marca un antes y después respecto a la política de Derechos Humanos en Argentina. En aquel discurso del 25 de mayo de 2003, cuando escuchamos decir a aquel presidente “formo parte de una generación diezmada y no llegué aquí para dejar mis convicciones en la puerta de la Casa Rosada”, muchos sentimos que era posible que algo comenzara a cambiar en la Argentina.
Al tiempo, como presidente en ejercicio, anunciaba dos grandes medidas: el cambio de la Corte Suprema de Justicia y el proyecto para anular las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, las llamadas leyes de la impunidad, que junto con los indultos habían clausurado la posibilidad de esclarecer los crímenes cometidos por la dictadura militar de 1976. 
La firme voluntad de un presidente instalaba en Argentina la posibilidad de aplicar justicia de forma retroactiva, ante la criminalidad desplegada por los militares. “Vengo a pedir perdón en nombre del Estado por 30 años de impunidad”, fueron las palabras utilizadas en un 24 de marzo que simbólicamente abría las puertas de lo que fuera el más horrendo ícono de la tortura: la ESMA, hoy convertida en Museo de la Memoria.
 Leyes reparatorias
Además del reconocimiento por parte del Estado en su responsabilidad por lo acontecido, bajo su gobierno se ampliaron y consolidaron las leyes reparatorias para las víctimas del terrorismo de Estado. También se extraditaron los genocidas buscados para ser juzgados, se abrieron los archivos de las fuerzas de seguridad que actuaron en forma clandestina, se desclasificaron esos mismos archivos y se eliminaron las trabas burocráticas que impedían la realización de los juicios a los criminales. A partir de ello se han descubierto más de 900 centros clandestinos de detención y tortura, han sido condenados 126 criminales y se encuentran procesados más de 800, que están siendo investigados y juzgados en todo el territorio.

De la mano de Néstor Kirchner, en Argentina comenzamos a saldar cuentas con el pasado. A veces esas deudas se combinan con urgencias éticas y demandas morales que no siempre son fáciles de resolver y, en muchas ocasiones, el oportunismo le gana la partida a las convicciones. Sin embargo, en aquel “proceda” de tono firme con el cual ordenaba descolgar el cuadro del dictador Jorge Videla, Kirchner  expresaba el imperativo ético más importante que nos podría haber dejado: evitar que las condiciones que hicieron posible esos crímenes, que hicieron posible esa ESMA, vuelvan a repetirse. Éste tal vez sea el verdadero sentido del "nunca más".
La Argentina despide a un estadista que supo comprender que no hay razón de Estado que justifique las muertes de las mayorías y que la política en algún momento debe dejar de ser sólo una opción entre costos. 
Como escribiera Bertolt Brecht,  hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos. Pero hay quienes luchan toda la vida: esos son los imprescindibles.  Ayer se nos ha ido uno de ellos. 
 (*) Delegada regional de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación.