martes, 27 de marzo de 2012

Argentina: “Nosotros entrábamos a trabajar con el fusil en la espalda en el 76”

Por María Alejandra Esponda* - http://www.letrap.com.ar/opinion/nosotros-entrabamos-a-trabajar-con-el-fusil-en-la-espalda-en-el-76/comment-page-1/#comment-365

¿Por qué es tan importante que se profundicen los juicios a los militares que pusieron en marcha el aparato represivo? ¿Por qué también es importante que se juzgue a aquellos grupos civiles –altos funcionarios, empresarios– que estuvieron implicados y fueron interesados directos en la aplicación de ese plan refundacional del país, que tanto los ha favorecido?

En este caso no voy a traer las estadísticas, que tan útiles nos son en algunos momentos, sino que voy a traer la palabra, los testimonios, una parte de tantas historias que están ahí, a nuestro alcance, para ayudarnos a comprender que la dictadura no nos pasó sólo a las víctimas directas: nos pasó a todos, como sociedad.

Los logros que los sectores populares habían alcanzado con sus luchas principalmente a partir de 1943 –y a pesar de los avances y retrocesos, de las proscripciones y represiones– eran muchos al promediar la década del 70. Habían mejorado los salarios, las condiciones de trabajo, muchos habían accedido a la vivienda, al estudio, a la salud. Habían logrado participar como nunca antes de la distribución de la riqueza nacional, pero porque también habían adquirido capacidad de lucha y de organización.

Por ello, la implementación de un modelo económico de concentración y centralización del capital, requería inevitablemente un quiebre violento de esos lazos sociales y políticos, un quiebre de tal magnitud que superara cualitativamente todos los intentos previos de los golpes de estado y de los grupos parapoliciales de extrema derecha.

Esa palabra que traigo hoy, es el testimonio de trabajadores y ex trabajadores de una gran empresa siderúrgica de la región del Gran La Plata –ex Propulsora Siderúrgica– en la cual se instaló la Marina en los días siguientes al golpe y los compañeros y compañeras empezaron a desaparecer.

Viajemos por un momento a aquellos años y a esa fábrica, no sólo para ver cómo los trabajadores recuerdan aquellos días, sino también para tomar conciencia de cuán importante era para el proyecto dictatorial atacar precisamente a aquellos grupos

“Cuando ingresa el proceso en Propulsora, hubo muchos beneficios de los cuales gozábamos, que la empresa con el argumento de que había sido producto de presiones de la guerrilla, de los subversivos todo eso, las empezó a sacar también” (gruísta y delegado fabril).

“Por ejemplo la gente que despareció del Astillero Rio Santiago, el 23 le habían pedido la dirección del Astillero un chico de cada sector: `bueno ¿y quién va de acá? Bueno voy yo´, pero iban a buscar reivindicaciones cada uno de su sector y bueno, monetarias para todo el mundo (…) este pibe, se presenta, hicieron los reclamos… `bueno lo vamos a estudiar´. Se fueron todos. El 24 cuando él va a trabajar, ¡era el único! De todos los que habían ido a reclamar… era el único que había zafado, todos los demás no sabían por qué pero habían faltado. Entonces le decían los compañeros ¿no?: `mirá que algo debe haber pasado, da la coincidencia de que todos los que fueron a hablar…´. Bueno, pobrecito, ¡esa misma noche lo fueron a buscar como si fuera que se yo! Al Capone” (operador de líneas productivas, fue delegado fabril).

La noche previa a la madrugada en que se anunciaría el golpe, es recordada por muchos trabajadores, ya que por primera vez confirmaron que la empresa sabía perfectamente lo que iba a ocurrir en los días posteriores

“…Llegó el 24 de marzo del 76, alguien de Propulsora avisó (un gerente), esa noche, a las 11de lanoche: `todos aquellos que estén comprometidos, o que tienen algún tipo de actividad gremial y política… que se vayan´. Asique salían por los alambrados de atrás… los compañeros ¿viste? Se fueron… como 70 se fueron” (gruísta, fue delegado fabril).

El recuerdo de aquellos días y el temor van unidos indefectiblemente, ningún lugar era seguro, ni la fábrica, ni la casa, ni la calle. La fábrica ya no era sólo el lugar de trabajo, los empresarios habían entregado a las autoridades militares las fichas de los trabajadores,  ya estaban escritas las listas negras, y cualquier indicio de actividad política o gremial era considerado subversión.

“Después, el día que fue el golpe militar… al salir revisaban todo… te decían ¿vos cómo te llamas? Fulano, al camión, capucha y ¡al camión! Arriba, chau. Te acompañaba el vigilante hasta adentro del vestuario te pedía la llave, te tenías que hacer a un costado y el tipo te revisaba la taquilla. Que no te haya quedado un papelito adentro porque…” (mecánico).

“Los tipos se ponían y te decían bueno ¿cuál es su taquilla? La 405, bueno está bien ábrala. Y ellos se quedaban acá ¿eh? y vos estabas ahí, a tres metros. Saque el candado y córrase. Abrías la taquilla y te corrías. El tipo venía con el fusil, revisaba, así hacía (con el fusil) ni siquiera la mano metían. Y si no, te tiraban al piso. Era así, lamentablemente fue así, no voy a decir una cosa por otra (…) Y bueno, así se llevaron a un montón por tener panfletos ¿eh? (…) o uno que dijo acá encontré algo que parece un proyectil, lo ataron como un matambre y se lo llevaron, pero el tipo lo que había encontrado no era ni una bala ni nada por el estilo, parece un proyectil, un cachito de palo que parecía una bala y se lo llevaron (…) Nosotros entrábamos a trabajar con el fusil en la espalda en el 76” (electricista).

En las fábricas, la represión no sólo actuó secuestrando, desapareciendo, asesinando, también se modificaron de manera drástica las relaciones en el lugar de trabajo: se anularon derechos y reivindicaciones adquiridas con años de lucha, se intervinieron sindicatos y se prohibió la actividad gremial, se bajaron los salarios y se aumentó la productividad.

Una de las prohibiciones más importantes fue la de palabra. La palabra había tenido una importancia fundamental, había formado políticamente a miles y miles de militantes, había dignificado a las clases populares devolviéndoles la posibilidad de ser sujetos de su propia historia, se había posicionado fuerte ante los patrones y les había gritado bien fuerte sus verdades y sus exigencias. La palabra. Había sido la protagonista de miles y miles de asambleas a las cuales acudían miles y miles de trabajadores y trabajadoras, que –en ellas– tomaban firmes sus decisiones.

Entonces había que prohibirla. Se prohibió la palabra, se prohibió conversar, si un compañero quería comunicarse con otro debía hacerlo por vía escrita y con la intermediación de un supervisor, el imperativo era olvidar ese colectivo que supieron ser y convertirse en individuos, de una vez y para siempre.

“Ya te digo nosotros repartíamos, capaz que inconscientes, imprudentes, o nos arriesgábamos un poco ¿viste? repartiendo el periódico, tratando de juntar gente pero… este… lo que pasa es que siempre había alguien que había visto algo, como ese chico que fusilaron en la pared del hipódromo” (operador de líneas productivas, fue delegado fabril).

Pero la palabra estaba ahí, clandestinamente resurgía, clandestinamente boicoteaba ese plan, clandestinamente circulaba en folletos, como circulaban las madres en la plaza de mayo… y a pesar de lo difícil que era resistir, resistía.

Recuperando la palabra estamos recuperando la memoria, estamos recuperando la justicia, estamos recuperando a nuestros hermanos apropiados, estamos recuperando nuestra fuerza ¡y vamos por más!

* Integrante de HIJOS Regional La Plata

sábado, 24 de marzo de 2012

Madres de la resistencia

Por Martín Soler - http://diagonales.infonews.com/Content.aspx?Id=176718 

Les quitaron a sus hijos, les robaron a sus nietos, les cambiaron para siempre sus vidas. Las dividieron, las enfrentaron, las mataron. Pero siguieron adelante, con un reclamo vivo de Justicia y Verdad. Buscando a los suyos y a los de los otros. Sin violencia, con sus pañuelos blancos. Las Madres de Plaza de Mayo, un ejemplo de la lucha presente.

Hay personas que con la simple mención de sus nombres sabemos de quién o quiénes se trata sin más que aclarar. Decir Hebe, Azucena o Adelina es decir Madres de Plaza de Mayo, sinónimos de lucha por la memoria y la verdad, sin revanchismos, pero con el reclamo de justicia para los secuestradores de sus hijos y de los treinta mil más que se llevaron los genocidas bajo el eufemismo de Proceso de Reorganización Nacional. Detrás de estos tres íconos de la lucha y defensa por la plena vigencia de los Derechos Humanos hay miles de incansables mujeres que hace 34 años viven una pesadilla que aún las desvela: la desaparición de sus hijos.

Doce de estas mujeres reunidas por Diagonales recordaron en la Sala de las Madres de Plaza de Mayo del Pasaje Dardo Rocha 34 años de rondas y pañuelos blancos, años en los que fueron perseguidas por la dictadura y reprimidas por la democracia. Un testimonio para no perder la memoria.

CONTEXTO. El 24 de marzo de 1976, un golpe militar destituyó a la entonces presidente constitucional María Estela Martínez de Perón. Cuando se apoderaron del gobierno, los militares golpistas manifestaron que venían a poner "orden". Pero el orden que impusieron fue el del terror y la muerte.

Inmediatamente comenzó una verdadera caza de brujas, terrorismo de Estado mediante. Durante este período los llamados "grupos de tareas" integrados por elementos policiales, civiles y militares asesinaron a miles de personas y secuestraron a varios miles más, los que fueron conducidos a lugares clandestinos de detención (campos de concentración y exterminio) donde fueron encerrados en condiciones degradantes, salvajemente torturados y finalmente -casi la totalidad- asesinados.

En la Argentina llegó a haber alrededor de 368 campos de concentración.

"La detención-desaparición fue inédita en el mundo y salimos a reclamar incansablemente. Para nosotras no están muertos porque no tenemos el cadáver, por eso seguimos exigiendo la aparición con vida. Nosotras no hemos podido hacer el duelo", afirma Nora Centeno, madre de Alejandro De Sio, quien está desaparecido desde el 4 de septiembre de 1976.

Se menciona la palabra "desaparecidos", esa categoría terrible se refiere a las personas secuestradas -detenidas clandestinamente- de las cuáles no se dio más información y que se convirtieron así en "desaparecidos": la mayor crueldad para sus familiares que ignoraban si estaban vivos o muertos. "Los testigos que dejaron vivos fueron para que sembraran el terror en futuras generaciones", considera Alba Martino de Pernas, madre de Graciela Pernas Martino.

Para Zulema Castro de Peña "la búsqueda es incesante, permanente. Nadie nos ha respondido quién fue ni por qué". Zulema sufrió la desaparición de sus dos hijos, Jesús Pedro e Isidoro Oscar Peña. El primero fue secuestrado el 26 de junio de 1978; al segundo lo "chuparon" el 10 de julio del mismo año.
Los militares siempre negaron la existencia de los "desaparecidos" hasta tanto les fue imposible continuar haciéndolo. Y como la censura era total, esa palabra casi no figuraba en los diarios ni se escuchaba en ningún medio masivo de comunicación.

La política represora derivó también en el exilio de muchos argentinos, varios de ellos ilustres o distinguidos en sus actividades, que dejaron el país para salvar sus vidas. Aunque también hubo un exilio interno, ya que quienes se quedaron estaban condenados al silencio para evitar ser "desaparecidos".
En ese marco de silencio y miedo colectivo surgieron las Madres de Plaza de Mayo, un grupo pequeño de mujeres que por amor a sus hijos desafió al poder y se levantó como testigo y denuncia pública en un país ocupado por sus propias fuerzas militares. Este grupo de Madres superó el terror.

A medida que sus hijos eran secuestrados y "desaparecidos" las Madres acudían a golpear todas las puertas que pudieran dar alguna noticia sobre sus hijos.

Adelina de Alaye recuerda que entonces y hoy exigen "la aparición vida de nuestros hijos". Esa frase "ya es un ícono de nuestra lucha", dice.

Así concurrieron al ministerio del Interior, a cuarteles, destacamentos de policía, iglesias y por supuesto escribían a los integrantes de la Junta Militar que gobernaba el país. Jamás recibieron respuesta.

Hoy, 34 años después del comienzo del horror, comienzan a ver algunos avances desde la Justicia "que históricamente miró para otro lado, los civiles siguen gozando de impunidad total", dispara Nora Centeno.

Jorgelina Azzarri de Pereyra cree que "hay jueces que tuvieron una buena postura, ya que al menos nos escucharon, no todo el Poder Judicial fue cómplice".

PAÑUELOS. Las Madres empezaron a reconocerse al encontrarse en todos esos lugares y una tarde de abril de 1977, mientras esperaban que las atendiera el párroco de la iglesia Stella Maris, una de ellas, Azucena Villaflor de De Vicenti dijo:

"Individualmente no vamos a conseguir nada, ¿por qué no vamos todas a la Plaza de Mayo y cuando seamos muchas, Videla tendrá que recibirnos ..."

El 30 de abril acudieron a la plaza las catorce Madres que habían estado en la iglesia. Catorce Madres solas en esa inmensa plaza. Es de imaginar su coraje, solas ahí, en un país aterrorizado.
Azucena Villaflor eligió Plaza de Mayo como sitio de las reuniones, porque está situada frente a la Casa Rosada y a la catedral metropolitana.

La Plaza continúa siendo un lugar histórico y tradicional para las manifestaciones, una suerte de foro público. A medida que pasaba el tiempo el número de Madres aumentaba, porque incrementaba el número de desaparecidos.

La presencia de las Madres en la Plaza era conocida por comentarios de boca en boca, puesto que así como no existían los "desaparecidos" para la prensa, tampoco existían las Madres.
A comienzo de las reuniones semanales acordaron que fueran los jueves de 15.30 a 16, por ser un día y una hora en el que transitaba mucha gente por la Plaza. Ellas permanecían en grupo y de pié, sin caminar.

Fueron los propios policías que custodiaban la Plaza quienes les indicaron que marcharan de a dos, porque como el país estaba bajo estado de sitio, estaban prohibidos los grupos de tres o más personas.

Así comenzaron las marchas. Marchas alrededor de la pirámide de Mayo, que es el símbolo de la libertad, marchas que continúan aún hoy.

Con el objeto de reconocerse, tiempo después comenzaron a usar pañuelo blanco en la cabeza, confeccionados en un principio con la tela de los pañales que se usaban para bebés. Ese pañuelo se convirtió en su símbolo.

Las Madres intentaron dar a conocer sus dramas y es así que, por ejemplo, participaron de marchas religiosas, numerosas y populares, en las cuales era conveniente que pudieran reconocerse.
Las Madres provenían de diferentes sectores sociales, las unían sus hijos desaparecidos y juntas desde una cierta ingenuidad primera, adquirieron con el tiempo una cierta sabiduría. Supieron así que sus hijos fueron secuestrados en general por su entrega generosa con el fin de ayudar a quienes no habían sido favorecidos por la misma suerte y transitaban por la vida con muchas dificultades y pobreza. Se dieron cuenta entonces que también estaban luchando contra una dictadura y sin duda la batalla dio sus frutos. Cuando comenzaron a reunirse eran un grupo pequeño de Madres que creció hasta ser habitualmente de 300 a 400 mujeres. Con el tiempo fueron incorporándose los padres, hermanos, esposas, hijos, nietos de los desaparecidos y fueron formándose grupos de Madres en el interior del país.

Jamás hicieron uso de las armas, mientras que la dictadura -que mediocrizó la cultura, la educación y la calidad de vida de los argentinos-, poseía toda la fuerza y todas las armas. Con el paso del tiempo fueron escuchadas y adquirieron fuerza, ya que sus reclamos eran legítimos, mientras que la dictadura carecía de toda legitimidad.

El prestigio de las Madres en todo el mundo creció de tal manera que en otros países de América Latina y de Asia con problemas similares surgieron grupos que imitaron la acción de las Madres de Plaza de Mayo.

DESPRECIO. La dictadura militar menospreció la capacidad de lucha de las madres y la fuerza de amor que ponían para conseguir información de sus hijos. Las llamaban "las locas de Plaza de Mayo" y cuando se dieron cuenta que sus denuncias tenían fuerza intentaron silenciarlas con el secuestro de un grupo de fundadoras y familiares de desaparecidos en la iglesia de la Santa Cruz; el golpe más fuerte fue, sin dudas, la detención y desaparición en la puerta de su casa de la líder del grupo, Azucena Villaflor, cuando regresaba de comprar el diario donde salía por primera vez la solicitada a la Junta Militar pidiendo información de los detenidos-desaparecidos, el 10 de diciembre de 1977. Irónicamente, es el día recordatorio de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Suponía la dictadura que las Madres perderían poder con el secuestro masivo de integrantes. Se equivocaba.

Las Madres son la reserva moral de los argentinos durante los años de plomo, por eso constituyeron un foco de luz y esperanza. Sus demandas fueron y son "Verdad, Justicia y Castigo" por las violaciones de los derechos humanos. Hoy reina la impunidad que genera nuevos crímenes perpetrados por ex integrantes de "los grupos de tareas", que a pesar de haberse comprobado que fueron torturadores y asesinos, gozan de una amplia libertad.

Las Madres fundadoras ponen especial empeño en la Memoria.
Las Madres creen que la Democracia no se agota con el solo ejercicio del voto.

De hecho, hoy las Madres continúan en la Plaza para afirmar que sus demandas siguen vigentes y están en cada rincón del país donde se las invita, acompañando a los ciudadanos en sus reclamos y exigiendo a los gobernantes Verdad y Justicia.

En ese sentido su lucha y ejemplo se va trasvasando generacionalmente. "Trabajamos con los hijos de desaparecidos, nietos y no vamos a dejar de hacerlo, estamos dejando espacios para la memoria", afirma convencida Nora Centeno.

Zulema Castro de Peña se suma y detalla que ese trabajo es "junto con escritores, ensayistas y periodistas, para dejar testimonios que sirvan para las futuras generaciones". El objetivo es que ese material "sirva como base documental para que las futuras generaciones sepan que en la Argentina hubo Terrorismo de Estado".

Así será.

miércoles, 21 de marzo de 2012

Lo que Grecia puede aprender de Argentina

César Chelala / Common Dreams - http://www.librered.net/?p=16017 

Para comprender los recientes problemas de Grecia y cómo llegó el país a este punto, es útil citar lo que escribió al respecto Mikis Theodorakis, el famoso compositor y autor de canciones griego. Recientemente, en su página, Theodorakis dijo:

“Hasta 2009, no hubo ningún problema económico serio. Las principales heridas de nuestra economía eran los inmensos gastos relacionados a la compra de material bélico y la corrupción de una parte del sector político y económico-periodístico. Para ambas heridas, los extranjeros comparten la responsabilidad. Los alemanes, por ejemplo, así como los franceses, ingleses y estadounidenses, ganaron miles de millones de euros anuales por las ventas de material bélico, en detrimento de nuestra riqueza nacional. Esa continua hemorragia nos puso de rodillas y no permitió que siguiéramos adelante, mientras al mismo tiempo contribuía a la prosperidad de naciones extranjeras. Lo mismo valía para el problema de la corrupción. La compañía alemana Siemens, por ejemplo, mantenía un departamento especial para la compra de responsables griegos a fin de introducir sus productos en el mercado griego. Por ello el pueblo griego ha sido víctima de ese dúo depredador de griegos y alemanes que se enriquecieron a su costa.”

Siemens también tuvo un pasado tenebroso en Argentina. El pasado mes de diciembre, en Nueva York, unos fiscales estadounidenses acusaron a ocho antiguos ejecutivos de Siemens de sobornar a funcionarios argentinos, incluidos dos presidentes y ministros del gabinete, con el fin de obtener un contrato de 1.000 millones de dólares para fabricar tarjetas de identidad.

En 2001-2002, Argentina pasó por una crisis económica similar a la que afecta a Grecia actualmente. Pero después de unos años difíciles, Argentina reinició su crecimiento, llevando a muchos a preguntarse si Grecia debería seguir el camino argentino con el fin de restaurar su salud económica. ¿Qué hizo Argentina y se puede aplicar en Grecia?

Los infortunios económicos más serios de Argentina comenzaron a mediados de los años noventa, llegando a una recesión total en 1999-2002. En diciembre de 2001, para evitar una intranquilidad social más amplia y dolorosa, el gobierno de Argentina declaró que ya no pagaría sus deudas y el país entró en quiebra. Con 93.000 millones de dólares, la bancarrota de Argentina fue la mayor quiebra de la historia, convirtiendo al país en un paria en los mercados internacionales.

Aunque sus acreedores culparon de todo al gobierno argentino, la decisión de Argentina fue elogiada por varios economistas. Christine Rifflart, economista experta en economía latinoamericana en el Observatoire Français des Conjonctures Économiques (OFCE) declaró que la decisión de Argentina “fue probablemente lo mejor que el país podía hacer entonces”.

La crisis económica argentina provocó, como sucede ahora en Grecia, protestas sociales generalizadas, derrocó a cinco presidentes en un año y el país necesitó varios años para recuperarse. Una de las causas principales de la crisis, sin embargo, sigue ignorándose ampliamente. Argentina acumuló una deuda impagable porque tomó préstamos de manera imprudentes que incluso le ofrecieron todavía con más imprudencia, una situación patéticamente similar a la que está sucediendo en Grecia ahora.

Mark Weisbrot, codirector del Center for Economic and Policy Research (CEPR) en Washington DC, declaró en octubre pasado: “Argentina se recuperó rápidamente porque no solo se libero del lastre de la deuda insostenible, sino también de las políticas destructivas impuestas por los acreedores y sus aliados”. Ahora ha llegado el momento de que los griegos piensen siguiendo las mismas líneas, exigiendo una reestructuración drástica de su deuda. Cualquier otra medida solo aliviará algunos síntomas sin curar la enfermedad subyacente.

Puede ser más difícil para los griegos que para los argentinos superar esta difícil situación. La recuperación de Argentina se benefició considerablemente del aumento drástico de los precios internacionales de algunos productos agrícolas claves como el trigo y la soya, ya que la demanda de esos productos siguió aumentando en países como China e India. No es el caso de Grecia, que sigue dependiendo considerablemente del turismo. Pero existe un límite de la capacidad de Grecia de pagar sus deudas sin provocar un caos implacable en el país.

En 2005, cuando el ministro de Finanzas de Argentina, Roberto Lavagna, anunció la decisión del gobierno de reestructurar 88.000 de dólares de deuda en bancarrota con un “recorte” del 75%, le acusaron de “no jugar según las reglas”. La respuesta de Lavagna, que podría ser la de Grecia actual, fue que “el país no repetirá los errores del pasado” … “cuando el gobierno ignoró nuestra capacidad de pago limitada para obtener una aceptación rápida de los poseedores de obligaciones”.

Grecia se encuentra en sus días más críticos como nación independiente. El problema no es cómo minimizarán los bancos sus pérdidas, sino cómo sobrevivirá Grecia como una democracia moderna. La reacción de Grecia ante la crisis determinará su futuro como país y la capacidad de sus ciudadanos de mantener una calidad de vida decente.

viernes, 16 de marzo de 2012

500 engaños sobre Latinoamérica

Por Solange González Henott - http://otramerica.com/especiales/el-blog-de-la-ruta/500-enganos-sobre-latinoamerica/1635

Todos los procesos revolucionarios en América Latina fueron acompañados también, de las ideas de revolución en la cultura y las artes. Música, Pintura, Teatro; entre otros, se desarrollaron de la mano del avance popular. Grandes artistas, como el pintor ecuatoriano Oswaldo Guayasamín, fuertemente influenciado por una corriente indigenista, quien luego de un largo viaje por Argentina, Chile, Perú, Bolivia y Uruguay forjó una de sus obras más importantes: la serie Huacayñán -el camino del llanto- anterior a la La Edad de La Ira, donde los símbolos de la desesperación y la angustia de las atrocidades de las que Latinoamérica era testigo y víctima, quedaron plasmados en sus telas.

Guayasamín fue gran amigo de Pablo Neruda, el poeta chileno premio Nobel de literatura, cuya muerte ahora se investiga -ante las sospechas de poca 'naturalidad'- para determinar si fue obra de la dictadura de Augusto Pinochet, el "militar rastrero" que, traicionando a los propios, encabezó la defensa del modelo económico que se instauró en su gobierno y que sigue conspirando contra el pueblo chileno. 

Fue precisamente Neruda el inspirador de un homenaje hecho canción hacia él del cantautor argentino Atahualpa Yupanqui, que enriqueció con sus tonalidades campesinas la cultura, rescatando la música que se hacía lejos de los grandes escenarios, convirtiéndose en inspiración para muchos otros artistas como Daniel Viglietti en Uruguay, como Víctor Jara en Chile, como Amparo Ochoa en México, como Alí Primera en Venezuela, como Mercedes Sosa en Argentina y tantos otros, que no son propiedad de ningún país, para ser justos, sino parte de lo que riega la inspiración del latinoamericanismo.

"Cuando los compositores latinoamericanos lleguemos a ese rigor artístico, a la profundidad misma del por qué la canción, entonces creo que vamos a revolucionar totalmente la música", decía Jara en una entrevista en Perú, poco antes de ser cruelmente torturado hasta la muerte en Santiago de Chile, en el año 1973.

Esa forma de entender la expresión artística, al servicio de las luchas del continente, llevó de seguro al brasileño Augusto Boal a rediseñar, desde su gen, el teatro, repensándolo desde su raíz ideológica. Con su idea, transformó el escenario en una escuela pública que llamó el Teatro del Oprimido, inspirando al teatro peruano, por ejemplo, sacando el papel del "espectador" y proponiendo al público como protagonista también en obras que se presentan en la calle, en una feria, en el campo... 

“Nosotros pensamos que el teatro no sólo debe ser popular, sino que también debe serlo todo lo demás: especialmente el Poder y el Estado, los alimentos, las fábricas, las playas, las universidades, la vida”, afirmó alguna vez Boal.

Ni seis párrafos ni mil podrían mostrar todo lo que se ha hecho en América del Sur con esta perspectiva a lo largo de las décadas y siglos que constituyen su historia, mas, perseguía con esto poder contar sobre una obra de un valor poco dimensionado y conocido que, a mi parecer, es una lección de escuela que todo latino debería oir.

Se trata del radioteatro hecho en Ecuador hace unos 40 años por los hermanos José Ignacio y María López Vigil. Esta inmensa obra, llamada 500 engaños y basada en el libro de Eduardo Galeado, Las Venas Abiertas de América Latina, es un arma filosa, un peligro, un atentado contra la ignorancia que podría cambiarlo todo. Una maravilla sonora potente que nos cuenta la verdadera historia sudamericana en veinte capítulos de unos 28 minutos en promedio y de libre descarga para compartir con todo el mundo. Escuche: http://otramerica.com/especiales/el-blog-de-la-ruta/500-enganos-sobre-latinoamerica/1635

domingo, 11 de marzo de 2012

Reclamos, racionalidad y política

Por Víctor Ego Ducrot - http://www.prensamercosur.com.ar/apm/nota_completa.php?idnota=5442 

El paro realizado por los docentes argentinos, a nivel nacional, pero también a nivel local en la provincia de Buenos Aires por 48 horas, más la sucesión de expresiones de uno y otro lado del conflicto; desde las palabras de la presidenta Cristina Fernández en la Asamblea Legislativa hasta las graves imputaciones formuladas por los dirigentes sindicales, que acusaron a este gobierno de parecerse al duhaldismo, e incluso de replicar medidas de lo ’90.

Todo ello conforma un conjunto de hechos que puso definitivamente sobre el tapete una discusión pendiente: ¿qué significa la pertenencia a un proyecto político, cuáles son las responsabilidades a asumir por quienes se dicen parte del mismo; en definitiva cuál es la obligación militante de leer e interpretar los escenarios desde el contexto de una identidad estratégica?

Por “izquierda” y derecha surgieron voces indignadas por los dichos de la presidenta en el Congreso; fueron las voces de quienes se sintieron ofendidos, pero ¡oh casualidad!, suelen ser las mismas -algunas con las mejores intenciones, es cierto, y me refiero al campo del movimiento obrero- que se la pasan reclamando para que la jefa de Estado brinde explicaciones por todo y ante todos, cada vez que el aparato comunicacional dominante establece la “sensación térmica” de que ese reclamo es masivo, justo y necesario. Pero cuando ella hace uso de la palabra, sin los condicionamientos de lo políticamente correcto y asumiendo los costos de sus dichos -lo mismo hizo sistemáticamente Néstor Kirchner-, entonces surgen los discursos que anteponen cierta indignación moral con tufillo pequeñoburgués a la crudeza de la realidad.

Parecen eternas las reglas de juego que el oficialismo justamente se propuso modificar, para que la palabra política no sea patrimonio exclusivo de los medios de comunicación ni de las estructuras dirigenciales. Y a esa eternidad se jugaron todos -repito, algunos con buenas intenciones y desde reclamos que son lícitos y hasta lícitas son las medidas de fuerza legales que se puedan adoptar en función de los mismos-, aunque, una vez más las disquisiciones metafísicas fueron arrasadas por los acontecimientos políticos.

Muy pocos esperaban, por ejemplo, textos como el de Ariel Garbarz (“La presidenta no desconoce la realidad”) publicado por el diario Tiempo Argentino, en el que el autor afirma: “Veamos por qué Cristina no está mal informada respecto a las vacaciones docentes (…). Las de verano, denominadas Licencia Anual Ordinaria en el Estatuto del Docente, son de 30 días hábiles desde el 2 de enero, o sea resultan 45 días corridos, pero en la práctica empiezan la última semana de diciembre (casi siempre el 23) y terminan el 28 de febrero, porque sólo hay que presentarse a trabajar la segunda quincena de febrero si las escuelas los convocan en forma fehaciente para reuniones o jornadas de capacitación especiales. Ahí ya tenemos dos meses y una semana. Si le sumamos las dos semanas de vacaciones de invierno ya estamos en dos meses y tres semanas, o sea casi tres meses. Pero el abultado y meritorio listado de 24 tipos distintos de licencias especiales, extraordinarias, justificaciones y franquicias, que los docentes lograron gracias a sus luchas durante décadas, entre las cuales hay otros seis días por año y hasta dos días mensuales que pueden ausentarse por cualquier razón particular y sin justificar llevan las reales vacaciones y licencias de la inmensa mayoría de los docentes de todos los niveles a más de tres meses en el año, tal cual afirmó Cristina Fernández”.

Menos aun esperaban uno de Silvina Rosignoli, docente de la provincia de Buenos Aires, dado a conocer por la Agencia Periodística de Bueno Aires (AgePeBa) www.agepeba.org. En “Reflexiones de una maestra argentina”, Rosignoli afirmó: “Espero que los dirigentes gremiales que voté estén a la altura de las circunstancias y no se dejen correr por izquierda ni repitan el discurso mediático y defiendan la Educación Pública de verdad.

Nunca se invirtió tanto en Educación como desde el 2003 -6,47% del PBI-, se construyen escuelas, se destinan millones a mejorar la infraestructura de las escuelas técnicas, herramientas, máquinas, computadoras, personal docente y no docente, libros, horas institucionales pagas mediante el Plan Mejoras, materiales digitales gratuitos, capacitaciones de calidad sin costo. Nuestros alumnos comen, reciben útiles, becas, sus padres han recuperado el trabajo y, lo más importante, la certeza de que hay un futuro y un presente por el cual vale la pena estudiar. ¿Qué más queremos?”

La andanada de comentarios en la página digital y en la cuenta Twitter de AgePeBa no se hizo esperar. Lo más curioso de esa reacción no fue la cantidad de elogios o de críticas al texto publicado, sino el desproporcionado volumen de insultos y descalificaciones que recibió la autora de las reflexiones, lo que podría estar indicando, más allá del sesgo antigubernamental de tales imprecaciones, esa especie de desencaje psicológico que produce lo no esperado, lo no políticamente correcto, todo aquello que supone meter los pies en el barro y asumir los costos de la propia lectura o mejor dicho, del contexto estratégico aceptado.

Que la provincia de Buenos Aires se haya convertido en escenario especial de la disputa salarial que alienta la dirigencia docente hace que las palabras de su vicegobernador, Gabriel Mariotto, tengan un alto grado de relevancia. En declaraciones a una radio platense, el vice de Daniel Scioli convocó a la “racionalidad” de las demandas; otra vez una apelación al contexto.

Esas palabras parecerían estar en sintonía con las del diputado nacional del gobernante Frente para la Victoria (FPV), Héctor Recalde, hombre cercano al jefe de la Confederación General del Trabajo (CGT), Hugo Moyano: “Qué duda cabe que desde el 2003, la CGT, con Moyano, viene respaldando este modelo y va a seguir”, dijo, para luego negar que la central obrera esté por llamar a la huelga: “Hablé ayer al mediodía con él (Moyano) y en ningún momento me dijo que estaba pensando en un paro general… está dispuesto a seguir dialogando con el gobierno”, añadió Recalde, un destacado laboralista, al conversar el lunes con colegas del canal de TV América 24.

Racionalidad y contexto político. Se está dentro del proyecto nacional que se dice estar y por consiguiente se obra en consecuencia, incluso resignando posiciones de sector; o la pertenencia declamada encierra una formalidad que asusta, una miopía política que puede conducir a errores después lamentados, cuando es tarde.

La dirigencia sindical debería oír las palabras del vicegobernador bonaerense y del diputado nacional encuadrado expresamente con la actual conducción de la CGT; de lo contrario, y en última instancia, demostrarán que no están donde afirman estar. Los gestos de aceptación que algunos dirigentes de la docencia hicieron en el Congreso cuando oyeron a Cristina Fernández, deberían traducirse en actos de consecuencia militante, más allá de los costos coyunturales. Otra vez: racionalidad y contexto político.

viernes, 9 de marzo de 2012

PODER MEDIÁTICO Y POLÍTICA

POR CAROL MURILLO RUIZ* - http://www.cronicon.net/paginas/edicanter/Ediciones69/nota15.htm 

El árbol que sostiene a todo poder mediático: el mesianismo de la pantalla, del dial, del papel, del hocico virtual. Sus productos devienen en simulación constante. La realidad no es tal sin su intermediación, sin su dominio, sin su delirio.

1
Las redes sociales, de modo marginal, cumplen una función social dentro del debate político nacional (digo marginal porque la inmensa mayoría de la gente no tiene acceso a internet), y sus chispazos de ciento cuarenta caracteres pueden redondear muy bien una idea -o varias-. Por eso, cuando un twittero escribió que "era mejor que Emilio Palacio no hablara o no fuera entrevistado", pude entender con claridad por qué el periodismo perdió, de largo, en la jornada del juicio de Rafael Correa contra el citado Palacio y los dueños de diario El Universo. Veamos por qué.

2
En los balances que se están haciendo acerca de las lecciones que dejó el caso Correa-El Universo, se hace hincapié justamente en tres ámbitos: el legal, el político y el económico. Y mucho se los mezcla para conseguir conclusiones morales o moralejas indignas de Esopo.

En mi caso, evalúo el peso del juicio desde una lectura política y mediática; porque los actores, por obra y gracia de los intermediarios mediáticos, tienen en sus manos decisiones e imaginarios políticos gigantescos. Sí, intermediarios; porque a diferencia de lo que pregonan algunos pontífices del periodismo nacional, las empresas mediáticas y los periodistas -sean profesionales o no- son intermediarios, oh sorpresa, de su propio poder. Así, las teorías que divulgaron que los medios eran brazos ideológicos de las elites económicas y políticas de un país, de pronto, un día, se soltaron de ese cuerpo ¿enfermo? y montaron su propio poder (una de las variantes del negocio empresarial), aquello que se ha dado en llamar poder mediático. O sea, una variante más compleja del supuesto cuarto poder del siglo pasado; pero más funcional a las tendencias políticas del nuevo siglo. ¿Por qué? Quizás porque los partidos tradicionales se replegaron a la "tarima mediática", y los movimientos sociales o el activismo vuelve fácil no tomar bandera por nadie. Ergo, una lectura política y mediática del caso Correa-El Universo es indefectible para evitar las leguleyadas y purismos de algunos abogados. O de algunos periodistas.

3
Esa lectura explica por qué los medios en el Ecuador han supeditado el periodismo político en relación a los otros "géneros", y varios de sus directivos prefieren la intermediación informativa y de opinión como la factura de un contrapoder. ¿Contrapoder de qué? Contrapoder del poder. ¿Cuál poder? El poder alojado en Carondelet. Entienden el poder de modo raso: solo existe poder en Carondelet; mientras por lo bajo ejercen un contrapoder amparado en la libertad de expresión como súmmum de lo que en realidad es la ejecución del poder mediático.

4
Por eso lo que vimos y leímos los últimos días del juicio contra diario El Universo fue la explosión de todas las municiones del poder mediático: se movieron casi todas las palancas internas y externas de ese poder y tuvimos el artículo de Emilio Palacio circulando en calles y redes sin compasión. Pero eso es lo de menos, pues el texto era tan malo e injurioso que muchos columnistas y periodistas miraron para otro lado cuando de defenderlo se trataba. Vergüenza ajena se llama. Y en una recreación semántica astuta, acogieron ese abstracto de lalibertad de expresión para blanquearlo todo. Vergüenza ajena se llama. Pero eso es lo de menos, repito.

Y es que en la activación de esas palancas pudimos ver una gama de instituciones y personas, a nivel mundial, que no dudaron en proclamar su reproche público al Presidente Correa. El poder mediático no trepidó en movilizar entidades externas y rúbricas particulares para la redacción de cartas, declaraciones, advertencias y censuras contra el desenlace del juicio. Porque ninguna de esas entidades hizo de motu proprio semejantes acciones. Fueron logradas por el espíritu de cuerpo incubado en su origen político (como entidades transnacionales) para precautelar "derechos universales" violentados por presuntos enemigos. Ahora, algunos periodistas de radio y televisión se ufanan de la increíble y potente solidaridad externa desplegada contra el proceder del Presidente Correa, pero no dicen cómo funcionan los dispositivos de esas entidades, o sea, el espíritu de cuerpo mediático transnacional.

5
Ahora bien, lo que hace que los discursos de los medios impacten tanto -a nivel social- tiene que ver con la industrialización del sentido común de las audiencias: el modo cómo hemos adoptado los valores que esos medios remachan cada día en sus programaciones, las leyes que aceptamos y transgredimos para acomodar nuestros intereses o los intereses de los otros, la laxitud para aceptar la homogeneización de la cultura o el quemeimportismo para asumir la violencia y la muerte. Mucho ha sido codificado para tolerarlo más o menos bien. La laxitud es la regla. Es un resorte mental que se estira o se encoge de acuerdo a las señales que esos mismos medios se encargan de enviarnos cuando algo -o alguien- se sale del tramo del resorte. Es la moral devaluada y acomodada a los valores del sistema global. ¿Por qué el debate del juicio contra El Universo fue situado en el plano de los 40 millones de dólares? ¿Cuándo se lo movió del topos abstracto de la libertad de expresión hacia el topos concreto de los 40 millones de dólares? ¿A quiénes convenía situarlo en el fango pecuniario? A pesar de que el poder mediático se mueve bien en el carrusel de una moral devaluada y acomodaticia, esta vez el dinero se volvió completamente sucio. Y fácil.

6
Un análisis somero diría que a los señores Pérez les preocupaba más la plata que la libertad de expresión. Pero no es cierto. La complejidad del tema es enorme aunque los propietarios de El Universo estén lejos de sospecharla y menos de comprenderla. Y esa complejidad se expresa en la tabla de valores que la fuerza de la información y la comunicación modernas han instalado en el colectivo. Esa fuerza que adviene cuando el poder mediático estimula la vergüenza colectiva y la vergüenza individual. Es decir, un acomodo de la moral aplicado a los abusos del otro y no a los propios. En este caso: Rafael Correa era el abusador y, por tanto, había que adecuar y enfilar la vergüenza colectiva y la vergüenza individual contra él. La idea era que las gentes empezaran a condenar a un mandatario que se quiere "hacer rico" a costillas de un diario. O como lo dijera Osvaldo Hurtado en un arranque de sandez sin nombre: Correa se hace rico sin trabajar, dando por hecho que ya le habían pagado los 40 millones de dólares. En Hurtado es clarísima la trasferencia de la vergüenza individual a la vergüenza colectiva. Y todo desde un set de TV., desde esa pantalla que normaliza precisamente la vergüenza individual y la transfiere a las audiencias -a veces- desprevenidas de sus múltiples y silenciosas vergüenzas.

7
Es aquí donde el poder mediático -no solo referido a los noticiarios escritos, hablados o visualizados- derrama su influencia y su (laxa) tabla de valores. Si su tribuna ordena adecuar los valores está bien. Pero si los otros aspiran también un acomodo, entonces arde Troya. Lo exaspera que su tabla tan ofrecida en abstracto, de un momento a otro, sea aplicada en concreto. La flexibilidad de la moral mediática, escupida en tantos programas de abuso social, no acepta la misma moneda. La trampa consistía en denunciar los 40 millones de dólares por inmorales y "desproporcionados". ¿En qué quedaron? ¿Hubo injuria pero la plata era mucha? Tal vez ni los abogados del Presidente se dieron cuenta que la cantidad de dinero daba a los propietarios de El Universo -y a los media del orbe- un subterfugio para reducir la injuria a una cuestión de dólares. O a lo mejor fue al revés: se demostró que el respeto y veneración por los billetes mueve con eficacia la rueda de la libertad de expresión como negocio privado, es decir, como la libre impresión del abuso.

8
Es legítimo, entonces, leer mediática y políticamente el juicio contra El Universo. Porque no solo el Presidente es un actor político; lo son el diario/dueños/articulista en su -supuesto- ejercicio de contrapoder. Solo se puede ser contrapoder desde los usos políticos del medio. En concomitancia, los artículos de Emilio Palacio, analizados con detenimiento, pretendían ser la pauta (política) de una oposición huérfana de temeridad, pensamiento, estrategia y líderes. No hay periodismo político de opinión inocente.

9
Pero hay otra obviedad: los circuitos políticos del juicio dejaron gran espacio a la disputa ideológica. Y es tan así que la inferencia mayor de los enjuiciados religó siempre libertad de expresión, libertad de empresa y libertad de prensa. El amasijo discursivo de estos elementos (del liberalismo clásico) acreditó su norte, y fue mostrado siempre en la defensa de El Universo por los otros medios dentro y fuera del país. Estuvo claro que el espíritu de cuerpo fue una acción política e ideológica coordinada, y no solo una operación profesional de periodismo a secas.

10
Para concluir vale retomar un punto: el poder mediático no se cansa de desnudar el "autoritarismo" presidencial; y, mientras lo hace, también imputa el "mesianismo" de Correa como conducta contraria a la racionalidad del mandato constitucional. Pero olvida la raíz y el árbol que sostiene a todo poder mediático: el mesianismo de la pantalla, del dial, del papel, del hocico virtual. Sus productos devienen en simulación constante. La realidad no es tal sin su intermediación, sin su dominio, sin su delirio.

11
El juicio que siguió Rafael Correa a diario El Universo evidenció, sin remilgos, lo que el poder mediático es capaz de hacer para ajustar fundamentos legales y económicos. Para ello elaboró, al detalle, una realidad paralela, es decir, instigó a la opinión pública a creer que el Presidente abusaba de su cargo y que la libertad de expresión estaba amenazada de muerte. La alarma cundió.

El perdón del Presidente abrevió el aquelarre mediático. Ahora no saben de qué manera mantener el ruido: Carlos Pérez ya voló a Panamá alegando inseguridad en el país, El Universo anuncia que continuará la demanda ante el sistema interamericano de derechos humanos…

12
Difícil será olvidar cómo el poder mediático engarza sus intereses privados a la cosa pública y en esa vileza afianza su… "credibilidad". Su avalancha ofusca un rato, pero pasa.

¿Al Presidente se le fue la mano? Lo dudo. Dejemos el drama para otros menesteres. Lo importante es que, sin querer, vimos la concentración de poder en otro lado: en el lado de los medios. Imposible pagarle a Rafael Correa semejante regalo.
http://lamalaconcienciadecarolmurillo.blogspot.com

Quito, 1 de marzo de 2012.

*Socióloga y periodista ecuatoriana.

miércoles, 7 de marzo de 2012

Julieta Lanteri, la primera mujer que votó en América Latina

Por Gustavo Damián Gonzalez (*) - http://www.impulsobaires.com.ar/nota.php?id=145041#recomendar 
JULIETA LANTERI, UN EJEMPLO DE LUCHA.

Paralelo al reclamo de los obreros, que piden por sus mejores condiciones de trabajo y por una mayor participación política, las mujeres se hicieron oír cada vez con más fuerza, en una sociedad (mucho más machista y estricta que la actual) en la cual sus derechos se encontraban vedados y postergados.
Algunas de ellas influidas por pensamientos anarquistas; otras, por ideologías socialistas; crearon movimientos de reivindicación feministas para reclamar por sus derechos civiles, sociales y políticos.
En eso estaba Julieta Lanteri, una luchadora incansable por los derechos de las mujeres, que conoció las luchas desarrollada por las mujeres británicas, y comenzó a reunirse con otras de su época, como Alicia Moreau de Justo y Elvira Rawson, para concientizar a las demás sobre las  formas de lucha.
En los años veinte, llegó a nuestro distrito la doctora Julieta Lanteri de Renshaw, un personaje muy destacado en nuestra historia, su importancia radica en que fue la primera mujer que en 1911 votó en toda Sudamérica.
Llegó desde Italia Italia a los seis años de edad, se radicó en La Plata, y a pronto de cumplir los cincuenta años compra la quinta de Obligado, una imponente casona propiedad de Ramón Pastor Obligado, que todavía conserva su fachada, situada en la calle Mitre entre 23 y 24 construido por Lucidoro Durante, hoy en esa casona se encuentra la panadería "La Chaqueña".           
Lanteri, había nacido en marzo de 1873, cursó el bachillerato en la ciudad de La Plata, se recibió de maestra, farmacéutica y fue la tercer mujer en la República Argentina que recibió el título de médica, no le resultó nada fácil enfrentarse a los claustros y a las mesas de exámenes en donde eran exclusividad los hombres y conservadores, téngase presente que el período reformista va a iniciarse recién en 1918[1]. Al ver los obstáculos que para las mujeres representaba estudiar en las Universidades de país, decidió formar la Asociación Universitarias Argentina, con el objetivo de aumentar la cantidad de mujeres que ingresen a la Universidad y puedan ejercer su profesión. Ya recibida, la doctora Lanteri tramitó la carta de ciudadanía, obviamente vedada para las mujeres (ya que sólo los hombres eran considerados ciudadanos). A pesar de las controversias que generó y de las primeras negativas, un fallo de apelación del Juez Claros le entregó la carta de ciudadanía Argentina[2].
Esto le permitió inscribirse en el padrón electoral municipal. En la Iglesia San Juan votó Julieta Lanteri para la renovación del Concejo Deliberante que se realizó el 26 de noviembre de 1911. Cuando Julieta se presentó con su boleta en el atrio de la Iglesia de San Juan y votó, el presidente de mesa, doctor Adolfo Saldías, manifestó su satisfacción por haber firmado la boleta de la primer sufragista sudamericana[3].
Nuestro personaje no se conformó sólo con, en 1919 se convirtió en la primera candidata a Diputada Nacional por el recientemente formado Partido Feminista Nacional. Obtuvo 1730  votos, de gran poder simbólico (recuerde que todos fueron votos masculinos) apoyada entre otras, por la escritora Alfonsina Storni.
En una sociedad tan rígida con respecto a las mujeres, Julieta Lanteri sorprendió a todos los porteños con afiches con su cara bajo la frase "en el Parlamento una banca me espera, Llevadme a ella" y sus centenares discursos públicos atrajeron los comentarios, la atención de muchos y cuándo no una broma al pasar. En 1924 se vuelve a presentar logrando 1313 votos, y en 1926, 684.
Lanteri fue secretaria del Primer Congreso Femenino Internacional, en mayo de 1910 y, junto con Raquel Camaña, fundadora de la Liga Pro Derechos de la Mujer y el Niño, desde donde impulsaron la realización del primer Congreso del Niño.
Era común que presencie las sesiones de Cámara de diputados Nacional y gritara desde sus gradas por el voto femenino, además de organizar manifestaciones callejeras; solía interrumpir las sesiones del Parlamento y perseguía a los diputados con una única pregunta ¿Vuestro partido otorgará el voto a la mujer?[4]
Si bien, no logró la masividad de los votos, trazó un camino en la lucha por la liberación de la mujer y la participación de ésta en arena política.
Julieta Lanteri, posee su casa de Berazategui hasta que deja de existir a la edad de 59 años, atropellada el 25 de febrero de 1932 por un auto en una calle de la Capital Federal conducido por un militante de la organización fascista Legión Cívica. Su decir y obrar identificaron a muchas mujeres que se oponían al mero rol que la sociedad les deparaba como madres y responsables de los quehaceres domésticos
[1] Nos referimos a la Reforma Universitaria.
[2] Esto es muy importante porque sucede en el año 1910, recuérdese que recién en el año 1926 mediante la ley 11.357 equipara los derechos civiles a las mujeres que a los hombres.
[3] Bellota Araceli. JULIETA LANTERI. PRIMERA SUFRAGISTA DE AMÉRICA LATINA. Reproducido en la revista "todo es historia", agosto de 1990.
[4] Sáenz Quesada María. MUJERES DE LA POLÍTICA ARGENTINA. Ed Aguiar. Año 2001, Pág. 266.
(*) Militante político de Berazategui. ic. en Ciencia Política - Universidad de Buenos Aires. Doctorando en la UBA· Posgrado en Gobierno Local. Miembro de la Cátedratigas para la Integración UNLP.

martes, 6 de marzo de 2012

SOCIALISMO: ¿CÓMO LLEGAR?

Jorge Gómez Barata - http://moncadalectores.blogspot.com/2012/03/socialismo-camino-o-encrucijada.html 

Muerto Lenin y excluido Trotski, Bujarin, Zinóviev, Kamenev y otros cientos de integrantes de la vanguardia bolchevique, los debates teóricos, ideológicos y políticos al interior del socialismo cesaron durante alrededor de 80 años, tiempo más que suficiente para empobrecer la teoría revolucionaria hasta la indigencia.

Cualquier indagación o hallazgo que se apartara del canon era rechazado por “revisionista” y todo el pensamiento occidental, incluyendo el marxista era repudiado. Eso explica por qué las ciencias sociales en los países del socialismo real, a pesar de gastar multimillonarias sumas, reunir decenas de academias de ciencias sociales, institutos y centros de investigación, disponer de miles de doctores y publicar cientos de millones de ejemplares, no aportaron nada a la teoría y la práctica del socialismo.

La explicación radica en el hecho de que la capacidad de innovación característica de la ciencia y del pensamiento avanzado, imprescindible para el progreso social y cultural, comienza en el momento exacto en que se trasciende lo establecido. Todo el que reta las verdades de una época no tiene necesariamente la razón, pero quien no lo hace se condena al estancamiento. Donde no haya libertad para dudar y para pensar diferente, tampoco existirán oportunidades para crear.

Tanto Fidel como Raúl Castro, han reconocido “No saber cómo se construye el socialismo”; es probable que en 1921 cuando adoptó la Nueva Política Económica, Lenin hubiera llegado a la misma conclusión que luego fue compartida por Den Xiaoping y otros líderes socialistas a quienes les faltó tiempo, oportunidad o valor para confesar el equívoco. Tal vez no se trata de “saber cómo se hace”, sino de comprender que el socialismo “no es una sociedad que se construye”, al menos no en el sentido como los soviéticos creyeron que se hacía, sino un nivel de desarrollo que se alcanza.

El malentendido no se resolverá mientras no se admita que entre la obra científica de Marx y aquello que luego se presentó como resultado de la aplicación de su teoría a la práctica y que mezcló la experiencia soviética con interpretaciones torcidas, que dieron lugar a conclusiones pseudo científicas que presuntamente servirían de base a la “construcción del socialismo”, existe una contradicción insoluble.

Para Marx el desarrollo histórico es un proceso básicamente sujeto a leyes, determinado por la economía y regido por una cierta dialéctica interna; todo lo cual se negó en el momento en que apareció la idea de que el curso de la historia de la humanidad podía ser corregido para “construir conscientemente otra sociedad”, empeño que podía equivaler a mudar de órbita al planeta.

En 1917, en una coyuntura histórica en la cual se juntaron: las consecuencias que para Rusia significó la Primera Guerra Mundial, el auge de la lucha política que condujo a la abdicación del zar y el establecimiento de un gobierno liberal en Rusia; así como la inconformidad y la rebelión de las masas rusas ante las nuevas autoridades por la penuria económica y el continuado envío de campesinos a los frentes, tuvo lugar la Revolución Bolchevique.

Lenin, que a la solidez de sus convicciones unía constancia y consagración ejemplar, talento y habilidades políticas excepcionales, capacidad para convocar y organizar, que le permitieron forjar una vanguardia política cohesionada, al frente de los bolcheviques, la más eficaz organización política de su tiempo, se hizo con el poder e intentó meter la historia por un atajo proclamando que la revolución concebida por Marx había triunfado.

No se trata de señalar que la proclama fue un error, sino de destacar la enorme confianza en sí mismo y en las potencialidades del pueblo ruso, necesarias para intentar que la voluntad suplante la historia y convertir un programa político avanzado en una especie de demiurgo, capaz de recrear la realidad.

Los hechos no avalaron su propuesta, ante la cual además se interpuso la hostilidad que guió la mano homicida de Fanny Kaplán, la contrarrevolución y la reacción imperial, la fatalidad que lo hizo enfermar y la muerte que le negó la oportunidad para conducir la rectificación que había concebido. El resto está descrito.

Una de las peores consecuencias de lo que se creyó era la teoría cuya aplicación conducía a la “construcción del socialismo”, facturada en la Unión Soviética y luego exportada y en algunos casos impuesta a los países del socialismo real, fue la mezcla de simplificación, determinismo y voluntarismo que condujo a la creencia de que, más o menos automáticamente, los cambios en la economía se reflejaban en la superestructura, incluso en la conciencia social.

Hoy se sabe que al estatizar la economía no necesariamente se socializa,  que el hecho de que la economía sea estatal no hace socialista al Estado y que no por proclamarse socialista un país lo es.

Afortunadamente Marx es reconocido como un científico vigente y el socialismo como alternativa avanzada; lo nuevo y esperanzador es que ahora, quienes eligen ese curso no están obligados a observar la liturgia y pueden tomar distancia, incluso ignorar los estériles enfoques doctrinarios formados por dogmas y simplificaciones que hasta hace 20 años estuvieron vigentes.

Nadie sabe a ciencia cierta cómo se construye el socialismo y ni siquiera se puede asegurar que tal formulación sea válida; en lo que hay certezas es que mientras más se progresa, se amplían los márgenes de justicia social, se acrecienta la participación, es menor la exclusión y el ambiente es más democrático, más cerca se está del socialismo. Allá nos vemos.

La Habana, 05 de marzo de 2012

sábado, 3 de marzo de 2012

Europa gélida en un mundo en ebullición



¿Que pasa en la vieja Europa? ¿Que pasa en aquel viejo mundo de la ilustración donde otrora se presumía, no sin razón, de haber logrado para sus sociedades un Estado del Bienestar envidiable, un desarrollo económico sólido, un sistema democrático de convivencia y unas sociedades de clases medias amplias en que se goza de mayor igualdad social - o al revés, de menores desigualdades sociales?


Europa ha hecho un intento de Unión -primero comercial, luego monetaria- Económica y Política (que es el grado mas avanzado de todo proceso de integración). En este momento la estabilidad y sostenimiento del Euro esta en entredicho. No me atrevo a decir que se trate de un proceso truncado ni fallido. No, seria muy aventurado por mi parte. Es mas, yo creo que desde las instancias políticas se hará TODO lo que haga falta, para evitar un fracaso político de grandes dimensiones. Además es deseable que como bloque económico se consolide (ya han vivido demasiadas guerras internas) puesto que, con una Europa unida y fuerte, habría mas posibilidades de un equilibrio geopolítico mundial.

Sin embargo, en este momento manda la coyuntura, y en esta coyuntura prevalecen los determinantes económicos. Y estos factores económicos son producto de acciones, omisiones e intenciones definidas de aquella entelequia que denominan los mass-media: los mercados. En buen romance, los especuladores financieros que dominan los movimientos de capitales en el globo.

 Veamos las principales variables de la Economía mundial:

 El panorama de la economía mundial se ensombrece... 1

En los últimos meses del 2011, la economía europea ha ido dando síntomas de mayor debilidad por las turbulencias de los mercados de deuda soberana, la restricción del crédito y la coordinación de los países en los ajustes fiscales, afectando también a los países centrales de la zona euro. Las principales economías emergentes asiáticas, especialmente China e India, comenzaron a percibir la atonía de la zona euro a través de sus exportaciones, si bien su ritmo de la actividad continúa elevado. Esta moderación ha afectado a Japón que estaba en fase de recuperación tras el terremoto de marzo, y a Brasil, cuya economía aunque vigorosa se está ralentizando.

 ...aunque algunos indicadores cualitativos anticipan mejoras en ciertos sectores y países

El índice PMI 2 de manufacturas perdió tres décimas en noviembre, hasta situarse en 49,6, anotando una mayor contracción en nuevos pedidos y producción, una desaceleración de la creación de empleo y una caída de los precios. El comportamiento por áreas fue dispar, ya que en Estados Unidos se intensificó el crecimiento mientras que en la zona euro el retroceso fue más intenso y en Asia, la tendencia empeoró en Japón y en China.

El indicador PMI de servicios mejoró ocho décimas, hasta situarse en 52,6. El avance del sector de servicios compensó sobradamente el retroceso en manufacturas y permitió un alza de siete décimas en el índice compuesto (representa el 86% del PIB mundial) hasta quedar en 52.

Los precios de las materias primas tienden a reducirse....

A lo largo de diciembre, el precio del petróleo Brent presentó numerosas oscilaciones por los conflictos políticos en algunos países árabes, el posible embargo a Irán y la incertidumbre sobre la recuperación de la economía mundial. En este contexto, la OPEP decidió mantener el nivel actual de producción, 30 millones de barriles diarios, incluyendo la producción de Libia. En diciembre del 2011, el precio del Brent se situó en 108 dólares por barril.

Los precios de consumo de la OCDE aumentaron un 3,2% interanual a fin del 2011, debido a un avance más moderado de los precios energéticos y de los alimentos.

Los indicadores cualitativos estadounidenses superan las previsiones con mejoras en las perspectivas para el sector manufacturero y de la construcción. Estados Unidos presenta una ligera reducción del desempleo a 8,6%.

En diciembre, se atenúa el perfil de desaceleración de los sectores de manufacturas y servicios de la zona euro pero las previsiones son negativas para el 2012 dado que la formación bruta de capital fijo permaneció prácticamente estancada en 2011. Este mismo riesgo acecha a Bolivia si no se reactivan las inversiones.
Mercados financieros y panorama internacional

Hasta ahora la crisis mundial ha sido fundamentalmente financiera con foco inicial en Estados Unidos de Norteamérica agravado y profundizado en Europa. Por ello la disposición del Banco Central Europeo a suministrar liquidez ilimitada a la banca, es el acontecimiento más relevante a fines del 2011.

Los dos acontecimientos que, probablemente, más influyeron en los mercados financieros en el mes de diciembre pasado fueron los resultados de la Cumbre Europea y las decisiones del BCE de rebajar los tipos de interés oficiales y, sobre todo, de instrumentar nuevos mecanismos de oferta ilimitada de liquidez a la banca.

Las principales conclusiones de la Cumbre Europea podrían resumirse en dos elementos: 

1) la introducción de una serie de reglas fiscales al máximo nivel legislativo acompañadas de las correspondientes sanciones en caso de incumplimiento 
2) la anticipación de la puesta en marcha de un fondo de rescate con carácter permanente con unas normas de toma de decisiones más flexibles.

Sintéticamente podemos puntualizar los rasgos generales del comportamiento de las economías de mundo señalando por ejemplo que el empleo se mantiene estable en Alemania. La producción industrial avanza, pero las exportaciones retroceden.

La economía española se desacelera: enmarcado en un contexto exterior de aumento de las tensiones financieras e incertidumbre sobre las perspectivas de la economía mundial, la economía española muestra que retroceden los indicadores relativos al consumo privado, en particular, la confianza del consumidor, las ventas minoristas y las ventas en grandes empresas con una pausa en la recuperación de la inversión en bienes de equipo.

Se constató un retroceso del PIB francés a fines de 2011: la economía podría haberse estancado según el Banco de Francia.

La economía italiana presenta periodos consecutivos de retrocesos. La economía británica se frena revisando sus previsiones de crecimiento para 2011 hasta el 0,9%, frente al 1,7% anunciado en marzo. Sin embargo, Japón vuelve a crecer, tras el terremoto de marzo.

La actividad se modera en las principales economías emergentes.

En China, el índice de gestión de compras PMI de manufacturas retrocedió hasta 47,7, el menor nivel en 32 meses. La producción en el sector descendió por primera vez en cuatro meses si bien los pedidos para exportación continuaron aumentando. De igual manera, el índice PMI de servicios hasta 52,5, al tiempo que la tasa de crecimiento de los precios de inputs se moderó, registrando el menor ritmo desde 2010.

El índice PMI compuesto retrocedió 3,7 puntos, hasta 48,9, señalando una caída de la producción por primera vez en 32 meses, si bien se atenuaron las presiones inflacionistas. En efecto, los precios de consumo descendieron un 0,2% mensual en noviembre y crecieron un 4,2% respecto a un año antes, la menor tasa en 14 meses. Por otra parte, los indicadores más recientes muestran una tendencia a la moderación: la producción industrial aumentó un 0,9% mensual y un 12,4% interanual, el menor alza desde agosto de 2009, y la inversión en activos fijos descendió un 0,2% mensual y se incrementó un 21,2% interanual.

En India, el PIB del tercer trimestre creció un 6,9%, el menor ritmo en más de dos años, como consecuencia del aumento de los tipos de interés y la menor demanda global. En noviembre, el índice PMI de manufacturas perdió un punto, hasta 51, pero el índice PMI de servicios aumentó 4,1 puntos, hasta 53,2, de forma que el índice compuesto mejoró dos puntos, hasta 52,3. En octubre, la producción industrial descendió un 5,1% interanual, el primer retroceso en 28 meses.

El índice PMI de manufacturas de Brasil aumentó 2,2 puntos en noviembre, hasta 48,7, el mayor nivel desde junio, y, por el contrario, en Rusia el índice PMI de manufacturas se incrementó 2,2 puntos, hasta 52,6, como consecuencia de mayores aumentos en nuevos pedidos y en empleo.

Situación del crecimiento económico en Europa

Según los datos de los organismos europeos, el estancamiento de la economía en Europa se mantendrá durante el 2012 y no será hasta 2013 cuando se note una lenta recuperación.

El cuadro que figura abajo es muy demostrativo. He extraído las previsiones de tasas de crecimiento real para el 2012 y lo que paso en 2011 para algunos países europeos y algunos de otras latitudes.

Hay que decir que el 2009 ya se presentaron tasas reales negativas en TODOS estos países citados.

Todas las tasas que muestran un cero coma algo significan estancamiento y las negativas una depresión económica pura y dura. Según las previsiones de la UE, el ritmo de crecimiento económico no se va mover, lo que se traduce en un crecimiento del PIB real del 0,6% durante 2012. Para 2013 se espera una leve mejoría con un crecimiento del 1,5% en la UE y un 1,25% en la euro zona. Al estancamiento económico se une la incapacidad para la creación de empleo. Esto es, el mantenimiento de los actuales niveles de desempleo.

El estancamiento global afectará de manera directa a la creación de empleo. Según los datos que ha presentado la UE, está previsto que el crecimiento del empleo se detenga en 2012. Los niveles de desempleo se mantendrán en su nivel actual del 9,5%, aunque esta cifra variará mucho de un país a otro. Por ejemplo, en España ya se esta a punto de alcanzar un 24% de desempleo con cerca de 5.200.000 parados. Unas tasas absolutamente desgarradoras.

La obsesión: Déficit e inflación

El problema esta en que todas las políticas están centradas en el saneamiento de las finanzas públicas. Se espera que en 2012 los déficit se reduzcan hasta situarse justo por debajo del 4% en la UE y el 3,5% del PIB en la euro zona. Estas cifras se refieren también al ratio deuda-PIB que, según las previsiones, alcanzará su nivel máximo en 2012, acercándose al 85% en la UE, mientras que seguirá aumentando ligeramente en la euro zona, rebasando el 90% del PIB.

En cuanto a la inflación, todo indica que descenderá durante el próximo año debido a la reducción de la presión de los precios de la energía.

La dinámica negativa podría afectar, según estos datos, a los emisores de deuda pública. Un hecho que arrastraría al sector financiero, que se vería incapaz de apoyar el crecimiento. El objetivo se centra en el aumento de la inversión y el consumo privado que, apoyado por las exportaciones, contribuiría al dinamismo del sistema que necesita la economía.

Habrá que ver los resultados dado que la deuda soberana y la paralización del comercio mundial son algunos de los problemas a los que se tiene que enfrentar el viejo continente, pero todo hace indicar que estos problemas seguirán presentes en la mayoría de los países miembros.

Los datos de la UE alertan sobre la parálisis generalizada. Todos sufrirán esta desaceleración económica, lo que provocará el aumento de la desconfianza de los mercados frente a posibles contagios entre los países que conforman en núcleo duro de la Unión. En definitiva un año duro para el devenir de la economía europea.

*  Economista y consultor boliviano economía internacional reside en Europa hace 17 años.

1 Síntesis de indicadores económicos. Dirección General de Análisis Macroeconómico y Economía Internacional. Ministerio de Economía y Hacienda de España, Madrid 2011

2 Purchasing Management Index (PMI). las encuestas de opinión son, en general, herramientas útiles para el análisis coyuntural de la economía, utilidad que se manifiesta en todos los ámbitos analizados: como indicadores de la evolución económica, como guías de los cambios de tendencia en la economía y como herramientas para predecir la situación económica